Registro Nacional del Automotor: 40% menos para las transferencias online

Ajustar Comentario Impresión

Según informó el diario La Nación, esta decisión, que apunta a brindar un servicio más efectivo y menos costoso a los usuarios, ya fue dispuesta por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y será ratificada el lunes a través de la Resolución 312/18.

A partir del mes de mayo, quienes inicien la transferencia de propiedad de un auto o una moto en la página del Registro Nacional del Automotor (www.dnrpa.gov.ar) obtendrán un descuento del 40 por ciento sobre los aranceles registrales.

La medida será solventada con el ahorro producido por la despapelización de los trámites y "el avance de la digitalización y modernización del sistema".

"La implementación del descuento fue dispuesta tras la expresa instrucción del Presidente Mauricio Macri de disminuir los costos que los ciudadanos deben afrontar a la hora de comprar y vender vehículos", afirmó Carlos Walter, director del Dirección Nacional del Registro Automotor.

El denominado "08 digital", disponible desde septiembre de 2017, cuenta con un descuento del 20% debido a que implica un proceso simple, y una reducción de los tiempos de carga de datos y de procesamiento del trámite.

En 2016, se abonaba una transferencia de 2,08 por ciento (2.080 pesos) sin el 08 digital por un auto que costaba cien mil pesos. Además, al solicitar un turno online los usuarios pueden elegir el día y horario en que serán atendidos en el registro correspondiente. Ya desde el año anterior, gracias al descuento del 20 por ciento, la tasa bajaba a 1,60 por ciento (1.760 pesos), a pesar de que el valor del auto era de 110 mil pesos.

En ese organismo suelen aclarar que los altos costos de las transferencias hoy no dependen del arancel que va al Estado, sino de los impuestos y multas provinciales.

Con un aumento en los precios del vehículos de 122 mil pesos, con el actual beneficio de 40 por ciento pasaría a cobrarse una alícuota de 1,20 por ciento, lo que redundaría en un arancel de 1.464 psos. De esos mayores costos, lo más gravoso es el impuesto a los sellos que todas las provincias perciben por estas operaciones.