Theresa May justificó el ataque sobre Siria

Ajustar Comentario Impresión

Miembros del Parlamento británico rechazaron la actuación de May contra Siria.

Según el Pentágono, fue una represalia puntual por el presunto ataque químico en Duma -que tanto Damasco como Moscú han calificado de una provocación- y por ahora no se prevén más bombardeos.

EEUU, Francia y Gran Bretaña lanzaron esta madrugada un masivo ataque dirigido contra tres instalaciones -dos, al oeste de Homs y una en la zona de Damasco- que, según el Estado Mayor Conjunto de EEUU, están relacionadas con un supuesto programa clandestino sirio de armas químicas.

"Agradecemos al Perú por unirse a nosotros en la fuerte condena del uso de armas químicas".

Consideró que la acción en Siria fue una misión exitosa, oportuna, apropiada y acorde a la actual situación que se vive en el país árabe, aunque insistió en que nadie puede saber "cómo responderá el régimen de Al Assad".

"Hemos resistido el ataque", declaró un representante del Ejército sirio citado por la agencia Reuters.

La primera ministra británica, Theresa May, se encargó de justificar el ataque coordinado con Estados Unidos y Francia a Siria luego de ser fuertemente criticada por parte de la oposición en el Parlamento ya que la operación militar no contaba con el respaldo del Consejo de Seguridad de la ONU.

"Hemos trabajado con nuestros aliados para establecer qué pasó y todo indica que este fue un ataque con armas químicas".

Durante su entrevista, Johnson criticó también las declaraciones del viernes pasado del ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, en el sentido de que Reino Unido organizó el ataque químico de la semana pasada en Douma, las cuales -afirmó- son "completamente absurdas y trastornadas".

La decisión de atacar blancos militares en Siria fue tomada sin la aprobación del Parlamento británico, que se encuentra en receso, pero la primera ministra aseguró que el lunes explicará a los diputados la decisión de participar con Estados Unidos y Francia en esta ofensiva militar.