Perú afirmó que la VIII Cumbre de las Américas fue un éxito

Ajustar Comentario Impresión

La VIII Cumbre de las Américas finalizó hoy aquí tras el almuerzo que compartieron los jefes de Estado y de gobierno y los altos representantes que asistieron al encuentro, en el que se firmó un compromiso para combatir la corrupción.

Este viernes fue notable la ausencia de presidentes de la región en el inicio de la VIII Cumbre de las Américas, que se desarrolló en Lima-Perú hasta este sábado.

Vizcarra calificó la corrupción en las Américas como "un flagelo".

Vizcarra llamó a identificar y denunciar las diversas modalidades en las que se manifiesta la corrupción, incluyendo sus formas más sutiles, como el tráfico de influencias, los conflictos de intereses y financiación de campañas electorales.

El mandatario peruano sostuvo que la retórica ya no tiene espacio, "la lucha contra la corrupción requiere de acciones concretas, acciones concretas que las va tomar Perú como parte de este acuerdo continental".

El texto del Compromiso de Lima incluye acciones para mejorar la transparencia y acceso a la información, participación de la sociedad civil en el seguimiento de la gestión gubernamental, protección de informantes y libertad de expresión, además de educación en valores democráticos.

También, avanzar en la cooperación jurídica internacional para combatir el cohecho, el soborno internacional, el crimen organizado y el "lavado" de activos, así como la adopción o fortalecimiento de medidas para permitir el embargo preventivo, la extinción de dominio, la confiscación de activos producto de la corrupción; la evasión fiscal, el lavado de activos y los flujos financieros ilícitos. Después de que fue aprobado el compromiso contra la corrupción, comenzaron los discursos de los mandatarios visitantes.

Macri afirmó que la corrupción cruza las fronteras y que su combate debe tener también carácter transnacional, advirtiendo que "son muchos los que quieren evitar las iniciativas que transparenten al Estado por miedo a que afecten sus intereses, son muchos los que todavía apuestan por la impunidad".

La sesión de trabajo, que se realiza en el Centro de Convenciones de Lima y a la que asiste el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, estuvo antecedida por la fotografía oficial de la cita inaugurada esta víspera en el Gran Teatro Nacional. "Y una política de tolerancia cero frente a los corruptos", dijo Vizcarra.

Según el gobernante panameño, con controles efectivos y la cooperación entre los países de la región considera que es posible lograr éxitos en la lucha contra la corrupción, un problema que se ha enraizado en Latinoamérica con escándalos como Lava Jato.

En la Sesión Plenaria de la Cumbre de la Américas, los gobernantes de la región aprobaron este sábado por aclamación el compromiso de Lima: 'Gobernabilidad democrática frente a la corrupción´, propuesto el gobierno anfitrión mediante el cual los Estados se obligan a luchar contra este hecho ilícito.