Maduro asegura que hay un plan internacional para sabotear las elecciones

Ajustar Comentario Impresión

"Si se empeña la derecha en políticas intervencionistas, me voy a plantar muy duro. ¿Quiénes son ellos para determinar lo que se hace o no se hace en Venezuela?", señaló.

Sin embargo, EE UU y los países del Grupo de Lima -integrado entre otros por Argentina, Brasil, Colombia y México- firmaron una declaración en la cual advirtieron que las votaciones carecerán de "legitimidad y credibilidad" si no ofrecen garantías a la oposición.

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, sostuvo este domingo una reunión con el jefe de Estado, Nicolás Maduro, en el Palacio de Miraflores, en Caracas.

Maduro fustigó particularmente a Santos y su gestión de gobierno, mencionando que ese país tiene "30 por ciento de miseria, 60 por ciento de pobreza y 25 por ciento de desempleo".

Maduro dijo se enfrentará a todos aquellos países que intenten instalar la idea de fraude en caso de que él sea reelecto.

Del mismo modo, el acuerdo exhorta a las organismos internacionales a implementar programas de asistencia humanitaria y hace un llamado al gobierno de Nicolás Maduro para que permita el ingreso de esta ayuda para mitigar las carencias del pueblo venezolano, tal como lo dijo en su discurso el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

La Vicepresidenta señaló que Ecuador ve con mucha preocupación a familias venezolanas abandonar su país. "Esto se hace ahora con Venezuela". "No se trata de ser reconocidos, se trata de que seamos reconocimos por nuestra pueblos".

Morales, por su parte, respaldó a Maduro y a los comicios. "Aquí hay dos caminos, el de los ricos y el de los pobres, el del socialismo y el capitalismo", aseveró.

El mandatario venezolano fue vetado por Perú en la Cumbre de las Américas, medida ordenada inicialmente por el entonces presidente del país anfitrión, Pedro Pablo Kuczynski, y ratificada por su sucesor, Martín Vizcarra.

Explicó que Morales le transmitió los saludos de solidaridad desde la reunión de Lima, que según Maduro fue un fracaso porque no hubo decisión ni conclusiones.