Insólito hecho en Alemania mediante el uso del VAR

Ajustar Comentario Impresión

Por la fecha 30 de la Bundesliga, el árbitro terminó el primer tiempo entre el Mainz y el Friburgo, pero cuando los jugadores ya se disponían a retirarse a los vestuarios, le avisaron desde la cabina que había habido una mano en la última jugada y que debería revisarla. La novedad de este compromiso fue que, el juez central, Guido Winkmann, tuvo que acudir al VAR (Videoarbitraje) para sentenciar un penalti a favor de los 'Rojiblancos', cuando ambos planteles estaban en el entretiempo.

Al Freiburg le llovió sobre mojado, no sólo fue incapaz de reaccionar en el segundo tiempo, sino que se condenó definitivamente a la derrota a los 79 minutos con un fallo del portero Alexander Schwolow que permitió a De Blasis anotar el marcador definitivo de 2-0.

Pablo De Blasis, el atacante argentino, marcó el pena en el 45+7 y luego firmó un doblete en el 78. "Es algo inhabitual y comprendo el descontento del club", dijo Winkmann.

A pesar de que la Liga de Alemania implementó el VAR para dejar a un lado la polémica, el árbitro del encuentro generó más confisión en el Opel Arena cuando habiá pitado para finalizar la primera parte, ya que cuando los jugadores ingresaron al vestuario, éste les pidió que salieran nuevamente a la cancha para cobrar un penalti que había sido revisado por la videoasistencia. "No es una buena publicidad, pero en este caso preciso, no se podía hacer otra cosa", añadió.

La introducción del VAR en el fútbol mundial ha cambiado la dinámica de los partidos y el Mundial de Rusia será el reflejo de ello.