EU ve acuerdo a finales de mayo; México pide flexibilidad

Ajustar Comentario Impresión

Añadió que son medidas acordes con una buena vecindad, a fin de impulsar una agenda común en temas como la migración y la seguridad regional, pues "México busca mantener las condiciones que han hecho de América del Norte, una de las regiones más competitivas".

Pence y Peña Nieto se tomaron fotografías antes de iniciar sus conversaciones a puertas cerradas, sin responder consultas de los periodistas, algunos de los cuales le preguntaron al mandatario mexicano si su país iba a pagar el muro que el presidente Donald Trump pretende construir en la frontera común.

Estados Unidos aún tiene que presentar una propuesta para las normas de contenido de la industria automotriz que sea viable, dijo Moisés Kalach, director del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Entre los efectos adversos de no llagar a algún acuerdo antes de mayo están, de acuerdo a los analistas, es que el TLCAN sería considerado por el nuevo Congreso estadounidense y podría enfrentar alguna resistencia por la administración entrante mexicana; que tanto Canadá como México están sujetos a los aranceles de la sección 232 sobre acero y aluminio -ya que la exención está condicionada a un acuerdo del tratado comercial y es válida hasta el 1 de mayo-.

En entrevista con El Financiero, indicó que la definición de este tema se irá hasta el último día de negociaciones, cuando los ministros concluyan el resto de los temas "tóxicos".

Al respecto, el secretario de Comercio de EU, Wilbur Ross, dijo ayer en Lima que confía en que se alcance un acuerdo sobre TLCAN para "la tercera semana de mayo".

El presidente Enrique Peña Nieto aclaró que si bien no se ha acordado con Estados Unidos y Canadá una fecha final para la renegociación del TLCAN, si aceptaron acelerar los trabajos luego de las reuniones que sostuvieron en la Cumbre de las Américas.

La semana pasada, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, planteó la posibilidad de que se llegara a un principio de acuerdo en la primera semana de mayo.

"La 'octava ronda' ya mejor se convirtió en junta de trabajo permanente, también eso muestra la intención de los gobiernos de tratar de resolver este tema lo más pronto posible, entonces estos comentarios sí son importantes, pero cuando volteas a ver qué hay atrás de los comentarios, como esas juntas permanentes de trabajo, nos dan esa confianza de que hay el interés de todos los participantes de terminar con este proceso y anunciar algo pronto", agregó el directivo.

"Si no logramos un acuerdo en las próximas semanas, después será muy difícil", dijo poniendo la presión en sus socios comerciales.