Crimen del chofer: acusaciones cruzadas entre Ritondo y Magario

Ajustar Comentario Impresión

En medio de los reclamos de seguridad en ese municipio bonaerense, Ritondo salió a cruzar a Magario, después de que la jefa comunal pidiera "que vuelva la policía, que nos traigan más patrulleros y que se coloquen en las unidades las cámaras que ya tienen que estar colocadas".

"Pueden ir ahora mismo y van a ver a los gendarmes trabajando", expresó el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, y desmintió las declaraciones de la intendenta Verónica Magario, que esta tarde le reclamó al gobierno provincial "que la Gendarmería vuelva a La Matanza".

De acuerdo a lo que explicó en conferencia de prensa, en tres meses los colectivos que realizan recorridos nocturnos en el GBA deberán tener cámaras de seguridad.

El plan para monitorear el interior de los vehículos se aceleró después del asesinato de Leandro Alcaraz (26). Queremos que la Gobernadora bonaerense (María Eugenia Vidal) y la Justicia hagan su trabajo de forma urgente.

En ese sentido, el funcionario afirmó: "Daremos una línea blanda de créditos para que se lleve a cabo la implementación, sin costo alguno", y explicó que será el Banco Provincia el responsable.

Del anuncio, por otro lado, también participaron ministro de Infraestructura de la Provincia, Roberto Gigante; el administrador general de la Dirección de Vialidad provincial, Mariano Campos; y el Presidente del Banco Provincia, Juan Curutchet.

La ley votada por el Parlamento prevé además que los micros deben estar señalizados con cartelería que indique que las mismas cuentan con cámaras de seguridad.

"Todos los recursos que la Provincia puso en materia de seguridad sean utilizados de la manera en que hay que utilizarlos". Y quedó establecido "que las imágenes obtenidas tienen carácter absolutamente confidencial y que las mismas solo podrán ser requeridas por la autoridad pública o judicial que se encuentre avocada a la investigación o al juzgamiento de causas penales o contravencionales". En esos encuentros, los empresarios habían dilatado la instalación de las cámaras por "falta de financiamiento".