California le dice "No" a la Guardia Nacional en su frontera

Ajustar Comentario Impresión

En conferencia de prensa el Pentágono confirmó que California se negó a cumplir la petición del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de desplegar la Guardia Nacional en la frontera de las ciudades de San Diego y el Centro con México.

El gobernador de Texas, Rick Perry, anunció el envío de efectivos de la Guardia Nacional a su frontera con México en un intento por contener los flujos de migrantes que buscan entrar sin la autorización necesaria.

El gobernador de California, Jerry Brown, aceptó la oferta de Donald Trump de enviarle 400 efectivos, esta operación significa el mayor despliegue de fuerzas militarles en la zona fronteriza desde 2006, sin embargo, el demócrata, Brown tiene otros planes para el personal.

Robert Salesses, subsecretario adjunto del Departamento de Defensa, agregó en una sesión informativa que California había rechazado una solicitud para que fueran enviados más de 200 efectivos para reforzar la seguridad. "No realizarán esas misiones", puntualizó.

Thomas Keegan, vocero de la Guardia Fronteriza, manifestó este lunes que el Gobierno estadounidense espera una respuesta formal de California sobre el asunto.

Las tareas planeadas para este grupo era principalmente el apoyo operacional, incluido el mantenimiento de motores de transportes, comunicaciones por radio, labores de equipo pesado, responsabilidades administrativas y operación de las cámaras de vigilancia remotas; sin que participen directamente en la seguridad fronteriza.

Hokanson aclaró que bajo ningún caso, los agentes de la Guardia Nacional ejecutarán funciones policiales o entrarán en contacto directo con personas que crucen la frontera.