Asesino de periodistas ecuatorianos será capturado: presidente de Colombia

Ajustar Comentario Impresión

La agonía del país andino comenzó el 26 de marzo último, cuando el equipo formado por el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el chofer Efraín Segarra, salieron a cumplir sus labores en la parroquia Mataje y no regresaron a sus hogares.

El ministro del Interior de Ecuador, César Navas, afirmó que el Gobierno no descansará hasta dar con la estructura del "Guacho", al tiempo que destacó que hicieron todo lo posible por rescatar con vida al equipo de prensa. Los cadáveres aún no han sido recuperados.

A través de un comunicado de prensa el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) aseguró que siguen a la espera para adelantar la operación.

"El uno (Colombia) por no involucrarse directamente (...) y el otro tal vez (...) por su falta de experiencia en el manejo" de este tipo de situaciones, explicó.

Y motivó la condena de la comunidad internacional.

Asimismo, dijo que también llegarán esta semana delegados de Fuerzas Armadas y Policía de Colombia con los que se establecerá un plan de seguridad en la frontera. "Rezo por ellos y por sus familiares", dijo Francisco al concluir el rezo del Regina Coeli celebrado en la Plaza de San Pedro en el Vaticano.

"Rezo por ellos y sus familias, y estoy cerca del querido pueblo ecuatoriano, animándolo a avanzar unidos y en paz, con la ayuda del Señor y su Santa Madre", dijo.

Las circunstancias en que se dio el secuestro y los alcances del control policial y militar en la zona de Mataje tampoco fueron aclaradas por las autoridades.

Los rehenes fueron obligados a grabar un video que fue difundido el 3 de abril, en el que pedían un trato con los captores que incluía su canje por miembros de esa organización presos en Ecuador.

Las versiones entre gobiernos difieren en la nacionalidad de Guacho, al que se le atribuyen atentados que, en el lado ecuatoriano, han dejado por ahora siete muertos y cuatro decenas de heridos.

Ecuador, por su parte, desplegó 550 uniformados entre militares y policías, y empleó helicópteros, un avión y tanques blindados.

El domingo, había siete personas detenidas, entre ellas un experto en explosivos y seguridad, vinculados al grupo de Guacho.

Del lado colombiano, las operaciones se centran en el municipio de Tumaco, la zona con más narcocultivos del mundo.