43 detenidos en Ecuador por asesinato de periodistas

Ajustar Comentario Impresión

"Fueron asesinados en territorio colombiano", agregó, quien posteriormente aclaró que el Gobierno desconoce dónde se encuentran los cuerpos de los tres periodistas de diario El Comercio, cuyo asesinato se confirmó el viernes. "Sabíamos que los narcotráfico iba a jalar a excombatienes para ayudar al narcotráfico", añadió el presidente.

El ministro del Interior de Ecuador, César Navas, precisó en rueda de prensa conjunta con altos mandos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, que son procesadas ocho personas integrantes del frente 'Oliver Sinisterra', grupo disidente de las Farc.

Después del tradicional rezo del Ángelus de los domingos en la plaza San Pedro de Ciudad del Vaticano, el papa Francisco habló del "dolor" que sintió al enterarse de la muerte de los comunicadores y dijo que oraba "por ellos y sus familias".

El equipo de prensa conformado por el reportero Javier Ortega (32 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45) y el conductor Efraín Segarra (60) había sido secuestrado el 26 de marzo.

Pedro Vaca, director de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), de Colombia, lamenta la "incoherencia" entre ambos gobiernos. (Con información de AFP y 20 minutos).

Además expresó su cercanía "al querido pueblo ecuatoriano" y les animó "a seguir adelante unido y pacífico".

"Se han metido en el sitio equivocado, ¡los vamos a perseguir y los vamos a castigar!", manifestó el mandatario en Manta, acto en el que también recordó a los cuatro militares muertos en otro ataque de ese banda armada.

Los rehenes fueron obligados a grabar un video que fue difundido el 3 de abril, en el que pedían un trato con los captores que incluía su canje por miembros de esa organización presos en Ecuador.

Tras confirmarse el viernes su asesinato, Bogotá y Quito lanzaron de inmediato una ofensiva militar coordinada, a lado y lado de la frontera, para dar captura a Guacho.

En Mataje se desplegaron 550 uniformados con un mando único para localizar y neutralizar a grupos delictivos, liderados por alias 'Guacho', quien estaría vinculado con gente ligada a carteles de narcotraficantes.

Con estos arrestos, la estructura de alias Guacho, queda afectada gravemente, específicamente en la zona fronteriza del norte, en Mataje, provincia de Esmeraldas, sitio donde fueron secuestrados los periodistas.

Del lado colombiano, las operaciones se centran en el municipio de Tumaco, la zona con más narcocultivos del mundo.