Washington aprueba el ataque a Siria, pero lo ve insuficiente

Ajustar Comentario Impresión

El ataque fue una respuesta a que el presidente sirio Bashar Al Assad llevó a cabo una escalada de un patrón de uso armas químicas.

"Tuvimos éxito: todos los misiles lanzados alcanzaron sus objetivos, las capacidades químicas del régimen sirio han sido destruidas y no hubo ninguna víctima colateral", destacó el mandatario.

La misión de Estados Unidos en Siria "no ha cambiado", aseguró la Casa Blanca este domingo, reiterando que el presidente Donald Trump quiere que sus fuerzas regresen a casa lo antes posible.

"Verán que pronto vendrán sanciones contra Rusia", anunció la embajadora en un programa de la cadena de noticias CBS y adelantó que podrían oficializarse este lunes. "Apuntarán directamente a cualquier tipo de compañía que tenga relación con equipamientos vinculados a Assad y al uso de armas químicas", señaló.

"Me satisface que diéramos este paso, pero ahora tenemos que hablar sobre qué hacer en el futuro", agregó Ernst en referencia a la ofensiva ejecutada el pasado viernes por Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra Siria en respuesta al ataque con armas químicas contra la población rebelde de Duma.

Estados Unidos ya impuso en marzo una serie de sanciones a grandes empresas clave para la economía de Rusia, que provocaron el desplome de la Bolsa de Moscú y la devaluación del rublo, y deja al país frente al precipicio de una nueva crisis.

Netanyahu, uno de los principales detractores del pacto nuclear iraní, recientemente le insistió al presidente ruso, Vladímir Putin, aliado de al Assad, que su país "no permitirá la acumulación militar iraní en Siria".

May precisa en su discurso que "nuestros intereses nacionales incluyen impedir el uso de armas químicas en Siria en adelante, así como apoyar el consenso global sobre la inadmisibilidad del uso de armas químicas".

Las rondas de diálogo de Astaná, impulsadas por Moscú, Teherán y Turquía, en cambio, siguen avanzando con microacuerdos para treguas parciales y regionales.

En Reino Unido y en Francia, en tanto, las críticas de la oposición estuvieron dirigidas a la presunta falta de legalidad de los ataques, que no fueron aprobados por la ONU, como requiere la carta fundacional de esa organización internacional.

Putin recordó que ni los expertos militares rusos ni los residentes locales han confirmado el presunto ataque en Duma que sirvió de pretexto para los bombardeos occidentales.

El jefe del Kremlin denunció ayer que la "agresión" a Siria ayuda a los terroristas que actúan en el país árabe, y advirtió de que el ataque amenaza el sistema de relaciones internacionales.