Presidente Sociedad de Diarios condena asesinato de periodistas en Ecuador

Ajustar Comentario Impresión

El Foro de Periodistas de Ecuador (FOPE) lanzó la campaña "No callarán a la prensa" con la que recordará en redes sociales el "duro" golpe recibido por el asesinato del equipo de prensa secuestrado en la frontera con Colombia, y con la que reafirmará el compromiso de un periodismo "libre y de calidad".

Afirmó "Los colombianos estamos consternados con este hecho, y nuestra solidaridad está con el pueblo ecuatoriano".

"Si Colombia no responde desde su responsabilidad tampoco es un camino a seguir, hasta ahora Colombia nos debe una explicación a unos titulares de que fueron liberados y nosotros con responsabilidad y afecto, con el recuerdo de todos los años que Ecuador ha sido solidarios con Colombia también reclamamos eso", agregó Rocha.

Su secuestro y posterior asesinato ha sido atribuido al autodenominado Frente Oliver Sinisterra, grupo disidente de las FARC liderado por el ecuatoriano Walter Patricio Arizala Vernaza, alias "Guacho".

El viernes, el presidente ecuatoriano Lenín Moreno confirmó el asesinato y lanzó con Colombia una cacería contra los responsables, mientras dejó en manos del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) la recuperación de los cuerpos. Este operativo transcurre bajo reserva y no tiene una fecha prevista de culminación.

"Se están haciendo esas coordinaciones con el gobierno colombiano, sin fecha alguna", dijo Navas.

El gobierno ecuatoriano acusó del crimen del reportero Javier Ortega (32 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45) y el conductor Efraín Segarra (60) a disidentes implicados en el narcotráfico que operan en territorio limítrofe. Los rehenes fueron obligados a grabar un video que fue difundido el 3 de abril, en el que pedían un trato con los captores que incluía su canje por miembros de esa organización presos en Ecuador. Fue la última vez que se les vio con vida.

El jueves los secuestradores hicieron llegar unas fotos que mostraban a los dos periodistas y el chofer encadenados y ultimados a balazos.