Mandatarios firmaron Pacto de la Cumbre de las Américas contra la Corrupción

Ajustar Comentario Impresión

Los jefes y representantes de Estado y de Gobierno reunidos señalaron "que la prevención y el combate a la corrupción son fundamentales para el fortalecimiento de la democracia y el Estado de derecho".

Otro punto en el que coincidieron los participantes fue la cooperación jurídica internacional, combate al cohecho, al soborno internacional, al crimen organizado y el lavado de activos, y en la recuperación de activos.

También se pidió "promover la más amplia cooperación entre las autoridades judiciales, policías, fiscalías, unidades de inteligencia financiera y autoridades administrativas", en las investigaciones por delitos de corrupción.

Impulsar la adopción y/o fortalecimiento de las medidas legislativas que sean necesarias para tipificar penalmente los actos de corrupción.

El pleno de la Cumbre se comprometió al fortalecimiento de la gobernabilidad democrática, la transparencia, acceso a la información, protección de denunciantes y derechos humanos, así como la libertad de expresión.

Proteger el trabajo de los periodistas y personas que investigan casos de corrupción.

En ese contexto, el Compromiso de Lima apuntó a fortalecer los mecanismos interamericanos anticorrupción, promoviendo buenas prácticas, formación técnica y marcos jurídicos orientados a esta lucha.

Finalmente, se remarca la necesidad de fortalecer la autonomía e independencia judicial y las instituciones democráticas en esta batalla.

Además, "implementar medidas para la reducción de la burocracia y la simplificación de trámites en todos los niveles de gobierno para la prevención de la corrupción", dice el documento consensuado.

También se acordó impulsar el control del financiamiento de las organizaciones políticas y sus campañas electorales, así como la exigencia de que rindan cuentas y promuevan la transparencia, así como el establecimiento de medidas que impidan la corrupción en obras, contrataciones y compras públicas.

"Reitero la convocatoria para conformar una alianza regional contra la corrupción".

Aunque la corrupción centró la Cumbre de las Américas, muchos personajes aprovecharon para visibilizar sus agendas, como el Presidente Nicolás Maduro que denunció "una conspiración internacional para sabotear las elecciones venezolanas", al tiempo que condenaba como "un acto del Imperio" el ataque contra Siria conducido por Estados Unidos.

La VIII Cumbre de las Américas, que reunirá en Lima a la mayor parte de los gobernantes del continente, comenzará oficialmente a última hora de mañana viernes, aunque será el sábado cuando los mandatarios se reúnan en plenario para debatir y consensuar posturas.