Djukanovic se proclama vencedor de las presidenciales en Montenegro

Ajustar Comentario Impresión

El siguiente contenido proviene de socios externos.

"Djukanovic es el nuevo presidente de Montenegro" y "no habrá segunda vuelta", declaró un responsable del Partido Democrático Socialista (DPS) Milos Nikolic, en declaraciones a la prensa en la sede del partido.

Los votantes en Montenegro están emitiendo sus votos en una elección presidencial que se espera que el ex primer ministro Milo Đukanović gane después de que su partido desafió a Rusia y tomó el pequeño país de los Balcanes el año pasado.

El candidato de la mayoría de las formaciones opositores, entre ellas las prorrusas, Mladen Bojanic, quedaría en segundo lugar con un 33,6 % de los apoyos, según esas estimaciones.

Djukanovic, el político dominante del país, y su gubernamental DPS, han dirigido Montenegro durante casi 30 años, desde la caída del comunismo en la desaparecida Yugoslavia.

Cerca de 533.000 electores fueron convocado a las urnas en 1.214 colegios electorales de este país de 620.000 habitantes.

El propio Djukanovic calificó este resultado "como un firme apego de Montenegro en avanzar por el camino europeo".

Los primeros resultados de los comicios eran seguidos por casi 2.000 observadores internacionales y locales.

El mandatario saliente, Filip Vujanovic, es un allegado de Milo Djukanovic, miembro de su Partido de los Socialistas Democráticos, al igual que el actual primer ministro, Dusko Markovic.

Su principal adversario es el empresario Mladen Bojanic, también de 56 años, quien este domingo, al depositar su voto, llamó a 'poner fin al reinado de un autócrata que quiere transformar Montenegro en dictadura'.

Djukanovic parece haber moderado su discurso hostil con el Kremlin y dijo estar dispuesto a 'establecer relaciones normales con Rusia, si esta también está dispuesta a hacerlo'. El político había acusado a Moscú de un intento de golpe de Estado durante las últimas elecciones parlamentarias en octubre de 2016, y se unió a todas las sanciones de Occidente contra Moscú.

Por su parte, la oposición lo ataca por el peso del crimen organizado y lo acusa de mantener relaciones con el hampa. Djukanovic dijo que decidió volver con el DPS para llevar a Montenegro a una dirección pro-occidental.

"La situación económica es muy mala y sin una mejora no habrá avances", advirtió al acudir a votar Lidija Milic, una traductora de 51 años.