Busquemos una salida a la crisis que vive Venezuela — Presidente de Panamá

Ajustar Comentario Impresión

- El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, lamentó hoy la ausencia de Venezuela en la VIII Cumbre de las Américas, que se celebra en Lima, y "el debilitamiento de la democracia" en este país, para cuya crisis exigió una solución pacífica y democrática. Precisó que el 70 % de los presos en cárceles de Panamá están condenados por delitos relacionados con el tráfico ilícito de drogas. El mandatario panameño criticó que en esta cumbre no se haya podido repetir el consenso de la anterior, celebrada hace tres años en su país, cuando participó por primera vez Cuba y se demostró que "es posible dejar de lado las diferencias ideológicas".

Detalló que Panamá ha logrado avances importantes, ya que cortó de raíz la corrupción en obras de infraestructura, lo que permitió proteger 40 mil empleos, 10 mil millones de dólares en obras y recuperar un patrimonio cercano a los 500 millones de dólares, sin afectar a la población inocente, que no tiene responsabilidad en esos actos. "Cerrar su sistema político, los ha llevado a una crisis económica y humanitaria que es muy preocupante para toda la región", señaló el mandatario panameño.

"Hago un llamado a todos los países para que mediante el diálogo y acciones concretas busquemos una salida pacífica y democrática a esta crisis que vive el pueblo venezolano", dijo Varela, quien sostuvo que se daría otro éxodo masivo ante la "imposición" de las elecciones presidenciales anticipadas que se celebrarán la próxima semana, y en las que recordó que no participará la oposición.

"Esta cumbre debe servir para repensar un continente más unido, que nos permite promover la paz social, la cooperación y la búsqueda permanente a mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos y resolver los problemas que afectan a nuestros pueblos", agregó Varela, en su intervención. El gobernante emplazó al resto de países de América Latina a seguir adelante en unidad y con la frente en alto para eliminar la corrupción.