Barcelona: Masivo reclamo de libertad para los presos independentistas

Ajustar Comentario Impresión

Unas 315.000 personas, según datos de la Guardia Urbana, se movilizaron hoy en las calles de Barcelona para exigir la libertad de los presos políticos independentistas, bajo el lema: "Por los derechos y las libertades, por la democracia y la cohesión, ¡os queremos en casa!".

La manifestación fue convocada por la plataforma social "Espai Democràcia i Convivència" ("Espacio Democracia y Convivencia") con el lema "Por los derechos y las libertades, por la democracia y la cohesión, os queremos en casa".

A la convocatoria se han sumado los partidos independentistas y los comunes, y así han participado en la misma la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la alcaldesa de Bardalona, Dolors Sabaté, y el coordinador de Catalunya en Comú, Xavier Domènech.

Ordenó el encarcelamiento preventivo de los procesados que aún estaban en libertad y pidió la detención y entrega a España de los huyeron al extranjero, como el expresidente regional catalán Carles Puigdemont, quien luego fue detenido en Alemania y puesto en libertad provisional por jueces de ese país.

Ahora mismo, nueve de los acusados de rebelión cumplen prisión provisional en España y cuatro permanecen fugados en varios países europeos (Alemania, Bélgica, Reino Unido y Suiza).

Sánchez fue dos veces candidato a presidente de la comunidad autónoma de Cataluña tras las elecciones regionales del 21 de diciembre de 2017, pero el juez Llarena le denegó el permiso de libertad para presentarse a la elección por riesgo de "reiteración delictiva".

Sánchez y Puigdemont son diputados catalanes de la coalición independentista de derechas Juntos por Cataluña.

La movilización fue convocada por Espai Democràcia i Convivència (Espacio Democracia y Convivencia), una amplia plataforma integrada por la por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural, la Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CC.OO.) y Unión General de Trabajadores (UGT) de Cataluña.

Además, pidieron la "libertad de todos los políticos y líderes encarcelados, así como el retorno de los exiliados" porque "los problemas políticos se deben solucionar en la esfera política y por la vía del diálogo y la negociación".

Durante el recorrido los participantes portaban numerosas banderas independentistas y camisetas amarillas, color que usan los secesionistas como símbolo de solidaridad con los encarcelados.

Al finalizar la marcha, hacia las 13.45 horas, representantes de las entidades convocantes han leído un manifiesto y familiares de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, sendas cartas escritas por ambos desde la prisión dirigidas a los manifestantes.