"Occidente debe aceptar que perdió el control en Siria" — Al Asad

Ajustar Comentario Impresión

Según el Ejército ruso, los bombardeos no han dejado ninguna víctima ni civil ni militar. Uno de ellos fue en las proximidades de Damasco, mientras que los otros dos en la provincia central de Homs.

Según McKenzie, los misiles sirios de interceptación fueron lanzados cuando ya los ataques habían finalizado.

Rusia, por su parte, ha confirmado que no empleó sus sistemas de defensa antiaérea desplegados en Siria para repeler el ataque.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, utilizó la red social Twitter para agradecer a Francia y a Reino Unido su colaboración en el ataque ejecutado esta madrugada contra instalaciones del Gobierno sirio y ha proclamado "misión cumplida" en relación a esta operación. Gracias a Francia y al Reino Unido por su sabiduría y el poder de sus excelentes militares.

En su exposición, Haley aseguró que hay "información clara que está demostrando la culpabilidad de Al Asad" en ese supuesto uso de armas químicas en Duma.

Trump ha liderado la ofensiva más contundente contra objetivos del régimen de Bashar al Assad desde que estalló la guerra de Siria, dirigida contra su supuesto programa de armas químicas, acompañado por el presidente francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra británica, Theresa May.

Washington culpa al gobierno de Al-Assad de una supuesta agresión química ocurrida hace una semana en la ciudad siria de Duma sin esperar el resultado de investigaciones pertinentes.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, por su parte, alertó previamente ante el Congreso que una potencial acción contra Damasco podría desencadenar "una escalada fuera de control" por lo que dijo que una de sus mayores preocupaciones es evitar que esto ocurra. En esa ocasión, Washington -que actuó en solitario- notificó con antelación del ataque a Rusia, que tiene tropas que combaten junto a las fuerzas gubernamentales sirias.

Vladimir Putin, el presidente ruso, condenó el ataque y aseguró que favorece a "los terroristas que torturan al pueblo sirio".

La ofensiva de hoy es el segundo ataque que Trump ordena contra posiciones de Al Asad desde que llegó a la Casa Blanca.

"Rusia debe decidir si seguirá por este oscuro camino o si se unirá a las naciones civilizadas", dijo.