Maduro dice que presentará "pruebas contundentes" de saboteo a elecciones

Ajustar Comentario Impresión

A falta de consenso para una resolución condenatoria y oficial contra el gobierno de Venezuela en el marco de la VIII Cumbre de las Américas, 16 países, incluido Estados Unidos, firmaron un documento con el camino de ruta a seguir para restaurar la democracia en el país sudamericano.

Pero el presidente venezolano, Nicolás Maduro, excluido de la cumbre por Perú con apoyo de numerosos gobiernos americanos por la convocatoria anticipada a comicios, alegó ayer en Caracas que la cita fue un "fracaso total" y aseguró que "todo el que se mete con Venezuela se seca, pretendieron excluirnos de la cumbre y lo que hicieron fue fracasar".

Maduro, que no ofreció más detalles de su denuncia, señaló algo similar en febrero pasado cuando dijo que EE.UU. y sus "oligarquías aliadas en el continente", como "Bogotá", querían imponerle a la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que no participará en los comicios, la "línea" del "sabotaje" para las elecciones.

"Cuando uno ve un (presidente de Argentina Maruicio) Macri, cuando uno ve un presidente no electo como (Michel) Temer de Brasil, cuando uno ve un (presidente de Colombia Juan Manuel) Santos verdaderamente da vergüenza, da pena ver esos presidentes (...) hablar del noble pueblo de Venezuela", agregó.

Macri pidió evitar "acciones que generen una escalada de tensión" y reiteró su "firme condena al uso de armas químicas" y "la existencia de facilidades dedicadas a su fabricación y/o almacenamiento", tras los ataques de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido contra Siria.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, sostuvo que a los líderes les preocupaba que más sanciones hagan más difícil la vida del pueblo venezolano y llamó a Maduro a permitir la entrada de ayuda humanitaria.

"Es un acto repudiable y criminal contra el pueblo de Siria y Venezuela dice no a la guerra imperial contra Siria (.) paz y respeto para Siria", ha denunciado el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro. Se los digo, lo digo y lo lograremos: "el próximo domingo 20 de mayo llueva, truena o relampaguee en Venezuela habrá elecciones presidenciales", remarcó.

Y el presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmó a su vez que su país está preocupado por "la grave situación en Venezuela" y espera que sean los propios venezolanos quienes puedan "resolver de manera pacífica" la crisis que afronta su país.

Antes de hacer este pedido, Vizcarra solicitó a los países de América que establezcan una "alianza regional contra la corrupción" y que se alcancen "soluciones concretas" para luchar contra este problema, así como para "avanzar hacia una democracia de calidad que garantice el desarrollo de los ciudadanos".

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, destacó la labor de Colombia y las acciones "en favor de todos aquellos millones de personas que han huído de la Titania y crisis humanitaria en la que se ha convertido Venezuela".

Asimismo, se refirió a la Cumbre de las Américas, celebrada hoy en Perú y de la que el Gobierno de ese país le retiró la invitación, y dijo que fue un "total fracaso".

Su punto fue apoyado por el canciller cubano, Bruno Rodríguez, quien prometió que su país no aceptará chantajes de Estados Unidos, y que aunque no desea confrontación, no negociará ni cederá ninguno de sus principios.