Muere Milos Forman, uno de los grandes directores de Hollywood

Ajustar Comentario Impresión

En esa época se dio a conocer con películas como "íAl fuego, bomberos!" o "Los amores de una rubia".

El primer matrimonio del director, con la actriz Jana Brejchova, terminó en divorcio.

En 1983 Forman rodó "Amadeus" con un elenco estadounidense en una Praga aún controlada por los comunistas, por la que fue recompensado con un segundo Óscar a mejor director.

"Su partida fue tranquila y estuvo todo el tiempo rodeado de su familia y seres cercanos", explico su esposa por teléfono.

La película le valió a Forman el Óscar al mejor director en 1975.

En una carta leída en febrero de 2013 con motivo del galardón a su trayectoria otorgado por la Asociación de Directores, Forman agradeció a colegas como Sidney Lumet que lo apoyaron cuando corría peligro de ser deportado.

Pero el gobierno checo, al ver los beneficios económicos que generaría permitir que "Amadeus" se filmara en Praga, le permitió a Forman volver, y el público vitoreó su regreso.

"Taking Off", una mirada divertida a las cambiantes diferencias generacionales en Estados Unidos, recibió algunos elogios de los crítica, que comparó favorablemente la cinta con las películas checas de Forman, pero al no contar con ningún actor de renombre cayó rápidamente en la taquilla. Este fue el comienzo de una etapa difícil en la que perdió el permiso de trabajo y temió ser repatriado.

La suerte cambió "Atrapado sin salida".

La cinta, basada en una novela de Ken Kesey sobre un inadaptado que lidera a sus compañeros en un centro psiquiátrico para revelarse contra la autoridad, triunfó en las categorías más importantes de los Óscar de 1976 y se convirtió en el primer filme en hacerlo desde la película It happened one night de 1934.

Por entonces Forman le dijo a DPA que las biografías clásicas en el cine "suelen ser aburridas".

En este siglo XXI, Forman también dirigió ópera, junto a sus hijos gemelos, Petr y Matêj, como Un paseo bien pagado, de los autores checos Jiri Slitr y Jiri Suchy, que curiosamente él ya había realizado para la televisión checoslovaca en 1966. "Ya nada más de películas, ahora me tomó vacaciones", dijo en la ocasión, a los casi 80 años.

Sin embargo, en 2012 volvió a la pantalla grande, pero como actor. Encarnó el papel de un antiguo amante checo en la comedia "Las bien amadas" ("Les Bien-Aimés) junto a la diva francesa Catherine Deneuve y la hija de ésta, Chiara Mastroianni".