Mark Zuckerberg defiende el modelo económico de Facebook

Ajustar Comentario Impresión

Tal vez lo sabías, tal vez no. El hecho es que Mark Zuckerberg, el joven creador de la red social Facebook, y que enfrenta un escándalo a raíz de que la consultora Cambridge Analítica utilizara información sobre 87 millones de usuarios de Estados Unidos de forma indebida, tuvo que presentarse en el Congreso para dar explicaciones. El senador aprovechó entonces para continuar el incómodo interrogatorio y preguntarle al fundador de Facebook si se atrevería a compartir sus mensajes y los nombres de las personas con las que conversó esta semana.

Sin embargo, la empresa no se ha logrado recuperar del todo, ya que tras vincularla con el escándalo de Cambridge Analytica, quien adquirió indebidamente información privada de usuarios de la red social, perdió más de 80 mil millones de dólares en valor de mercado. En la audiencia, Zuckerberg anunció que Facebook comenzó a notificar este mismo lunes a los usuarios que habían visto comprometidos sus datos con Cambridge Analytica.

Sí, Zuckerberg se convirtió en la burla del internet, usó un asiento especial para verse un poco más alto en la mesa (sí, de esos que usan los niños en el cine para poder ver la pantalla), y se veía completamente devastado, aunque con un gran traje.

Ya el martes, Zuckerberg aseguró que Facebook daría la bienvenida a las regulaciones, pero solo si son las "correctas".

El martes, el senador por Utah Orrin Hatch, de 84 años -que ya ocupaba el cargo casi ocho años antes del nacimiento de Zuckerberg- preguntó cómo funcionaba el modelo de negocios de Facebook dado que la red social no cobra por su uso.

"Congresista, en general, recolectamos datos de personas que no se han registrado en Facebook", admitió el CEO ante la pregunta del senador Ben Lujan. El presidente de Facebook trató de mantener la calma ante las duras preguntas de legisladores como el demócrata Bobby Rush, que llegó a comparar su negocio con las tácticas de vigilancia que empleó el director del FBI de J. Edgar Hoover contra activistas "subversivos" durante el siglo pasado.