Tribunal venezolano ordena detención de exejecutivo de Pdvsa

Ajustar Comentario Impresión

La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y sus empresas conjuntas enviaron 27 cargamentos de crudo a clientes en Estados Unidos en marzo, según los datos de Reuters.

Tras la celebración de la audiencia preliminar, el juzgado dictó la privativa de libertad contra Keila Janette Gatica Mota, analista de estimación de costos de la Gerencia de Refinación, Comercio y Suministro de Pdvsa; Kheyla Auxiliadora Martínez Acacio, superintendente de estimación de costos; Lexy Josefina Briceño Baptista, gerente de servicios técnicos y apoyo; y el ex vicepresidente de dicha instancia, Jesús Enrique Luongo Demari, así como contra José Luis Espinoza Delgado, en su condición de presidente de la empresa contratista.

El caso está relacionado a la firma de un contrato fraudulento entre el Centro de Refinación Paraguaná de Pdvsa y la empresa Espidel Espinoza, Delgado, C.A. (Espidel), para que ésta última suministrara el combustible diésel a la petrolera venezolana.

La investigación reveló que el combustible suministrado a la refinería por Espidel era comprado a un precio de 6,9 bolívares por litros, a la Distribuidora de Combustible Falcón (Disfalca), que, a su vez, adquiría este gasóleo directamente del Centro de Refinación de Paraguaná a un costo neto de Bs 0,048 por litro.

Más de un centenar de funcionarios de Pdvsa han sido detenidos en meses recientes, entre ellos, dos exministros de petróleo. El diario también menciona los nombres de algunos de los jerarcas que encabezan la lista de la jueza, como Nervis Villalobos, Javier Alvarado y Diego Salazar, este último, primo de Rafael Ramírez, uno de los antiguos superministros del chavismo que presidió la estatal petrolera y sobre cuya cabeza pesa una orden de aprehensión en Venezuela.

En 2015, el Departamento del Tesoro estadounidense acusó al banco de Andorra de lavar unos 2 mil millones de dólares robados a Pdvsa.