Reportaron caída de 11% en Índice Paz México 2018

Ajustar Comentario Impresión

Según el Índice de Paz México 2018, la violencia le costó a nuestro país 4.72 billones de pesos, lo que se traduce en el 21% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017, año en el que se han registrado el mayor número de homicidios desde hace dos décadas.

Incluso, durante 2017 se detalla que los choques entre cárteles de la droga y organizaciones criminales detonaron un alza histórica en los homicidios.

La cifra es ocho veces mayor a la inversión en salud y siete veces mayor que la inversión en educación.

De acuerdo con el reporte anual, de las 32 entidades del país, sólo siete mejoraron en paz el año pasado, mientras que 25 se deterioraron.

Carlos Juárez Cruz, director en México del Instituto para la Economía y la Paz, dijo: "Sin embargo, tenemos que puntualizar que no toda la violencia está relacionada con crimen organizado y esto es de llamar la atención".

En contra parte los que sufren en menor impacto son: Yucatán, Chiapas, Campeche, Tlaxcala y Coahuila.

En el marco de la asamblea arriba mencionada, el candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, propuso aumentar la inversión pública a 25% del PIB, argumentando que "estamos en el nivel más bajo de los últimos 70 años del PIB". "En tanto que los incidentes violentos generan costos por daños materiales, lesiones físicas o trauma psicológico, el miedo a la violencia altera el comportamiento de la economía, sobre todo al cambiar los modelos de inversión y consumo, pero también al desviar los recursos públicos y privados de las actividades productivas y dirigirlos a medidas de protección", apuntó.

La Universidad de las Américas de la Ciudad de México organizó un panel 'Los Retos y Amenazas a la Seguridad durante las Elecciones 2018' en el que Etellekt señaló 29 estados en los que los ataques ocurren principalmente, entre ellos destacan Puebla, Guerreo, Veracruz, Estado de México e Hidalgo, y también se informó de más de 160 municipios en los que se repiten estos actos.

Además, debe crear confianza al demostrar los avances logrados, "hacer frente a la dinámica específica subyacente a la violencia con armas de fuego, el comercio ilegal, la extorsión, el secuestro y las distintas formas de homicidio".

El informe aconseja que dados los altos niveles de violencia, México necesita reducir la corrupción y la impunidad; desarrollar la capacidad institucional junto con la transparencia y la rendición de cuentas, proteger a los jóvenes y los espacios públicos.