Una puerta de cristal se revienta sobre un niño de 4 años

Ajustar Comentario Impresión

Un niño de cuatro años fue llevado de emergencia a un hospital después de que una puerta de vidrio se hiciera pedazos contra su rostro, mientras el jugaba en una tienda local de Apple. El 18 de marzo, el pequeño llegó con su madre a la tienda donde la mujer se mantiene concentrada comprando un teléfono.

Inesperadamente, cuando uno de los dos empuja de más la puerta abierta, esta se rompe en pedazos y le cae sobre el cuerpo al más pequeño. El terrible accidente le produjo numerosas heridas, por lo que tuvieron que ser saturadas.

La progenitora ahora está demandando a la tienda, a quien le exige más de 30 mil dólares como indemnización por las cicatrices y el trauma psicológico del menor.

Asegura que después del incidente su hijo se ha vuelto más introvertido en la escuela y dice estar preocupada porque ello podría afectar severamente su crecimiento y desarrollo.