"Facebook y la política afectan nuestra privacidad" — Experto

Ajustar Comentario Impresión

Tras la presión, Facebook dio a conocer que su aplicación de mensajería instantánea Messenger escanea las conversaciones privadas de sus usuarios. También permite a los usuarios reportar chats que pueden violar las normas de la comunidad.

Facebook marcará este tipo de anuncios y las cuentas que las promueven con el objetivo de que los usuarios con los que tienen contacto sepan que la información es pagada. "Facebook diseñó estas herramientas automatizadas para que podamos detener rápidamente el comportamiento abusivo en nuestra plataforma", explicó un portavoz a Bloomberg.

"El contenido de los mensajes entre personas no se utiliza para la orientación de anuncios", dijo un vocero de la compañía.

Sin embargo, "está claro que será necesario seguir discutiendo sobre las medidas a tomar" en el marco del nuevo Reglamento General de la Protección de Datos (RGPD) comunitario, que comenzará a aplicarse el próximo 25 de mayo.

Facebook Messenger, que permite a los usuarios chatear entre ellos, se convirtió en un punto de interés esta semana después de que el presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, dijera que la compañía había "detectado" que se estaban enviando "mensajes sensacionalistas" a través de Messenger en Myanmar.

Señaló que algunas empresas quieren hacer "anuncios personalizados" y lograr que sean mostrados a ciertos usuarios, por lo que Facebook permite eso, pero insistió en que no se transmite información individual a los anunciantes. "Impedimos que esos mensajes se transmitan", agregó.

"He abierto hoy una investigación formal a Facebook, tras la confirmación de Facebook de que la información de más de 300.000 usuarios australianos pudieron ser adquiridos o usados sin autorización", dijo la comisionada de Información y Privacidad en funciones, Angelene Falk.

Facebook envió un comunicado a la Unión Europea en el que admiten que la firma británica tuvo acceso a los datos de ciudadanos del bloque económico.

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, actualizó la cifra a 87 millones el miércoles cuatro de abril.