NASA capta una singular tormenta rosada de nubes brillantes en Júpiter

Ajustar Comentario Impresión

Las variables del viaje del asteroide a través del espacio de aquí a 100 años podrían cambiar por completo, y el punto más cercano con la Tierra se da cada 6 años, por lo que recabar información será de vital importancia para conocer mejor el comportamiento de esta roca espacial y su verdadera peligrosidad.

Barbee, ingeniero aeroespacial de la NASA, compartió esta semana el estudio al diario The Washington Post y confesó que estas proyecciones se hacen con el objetivo de entender los escenarios potenciales y si existen posibilidades reales de alterar su curso.

"Lidiar con esto" involucra mandar un dispositivo nuclear para desviarlo, si es que se acerca mucho.

Según el medio Rr Noticias la NASA planea crear nave espacial que pesará 8,8 toneladas para su Misión de Asteriode Hiperveloz para Respuesta de Emergencia ('Hypervelocity Asteroid Mission for Emergency Response', o HAMMER, en inglés). Son solo las cosas realmente grandes de debe hacernos preocupar. Pasa que el 22 de septiembre de 2135, podría haber una colisión de uno de estos objetos con el planeta.

La NASA ya mandó la nave OSIRIS-REX para encontrarse con Bennu, un viaje que ha tomado hasta ahora dos años.

La NASA tiene una Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria que está a cargo de observar y predecir los miles de objetos que impactan sobre la Tierra año tras año. Una vez que llegue al asteroide, ésta "hará un mapa de Bennu y establecerá la composición del asteroide, incluyendo la distribución de los elementos, minerales y materiales orgánicos", así como obtener una muestra de 2.1 onzas de regreso a la Tierra.