Autoridades federales mantienen prohibición de venta de Roku en México

Ajustar Comentario Impresión

A mediados del año pasado, el Tribunal en Material Civil de la Ciudad de México, rectificó su decisión de prohibir la venta de dispositivos Roku en México por violación a derechos de autor y manejo incorrecto de los datos de sus usuarios.

En 2017, Cablevisión presentó ante el Juez 38 de lo Civil en la Ciudad de México, una demanda civil en contra de diversas personas físicas y las empresas "Latamel Distribuidora" y "Compropago", por el robo (comercialización y reproducción de señales sin autorización) de sus contenidos. Tiendas departamentales suspendieron la venta del dispositivo, pues se consideraba que Roku tenía mucha accesibilidad para poder ser hackeado.

Para todos los usuarios que ya contaban con Roku, la compañía aseguró que el uso de sus productos siempre ha sido y seguirá siendo legal en México, por lo que la plataforma seguiría funcionando para los consumidores actuales en todo el país; es decir, quienes hayan adquirido uno, aún reciben actualizaciones sobre la interfaz, pese a que su venta en México haya sido cancelada. Pero desde el 2017 han intentado revocar esas medidas, con apoyo de diferentes cadenas como HEB, Wal-Mart, Liverpool, CIMACO, Palacio de Hierro, Best Buy, Office Depot, Radio Shack, Sears, Sanborns, Coppel, y tiendas en línea como Amazon y Mercado Libre, entre otras.

Dichos amparos fueron negados por Juzgados de Distrito y Tribunales de la Ciudad de México, Coahuila, Nuevo León y Veracruz.

La semana pasada, Jueces Federales en la CDMX y Torreón, negaron amparos, con lo que se mantiene suspensión dictada por el Juez 38º Civil del TSJCDMX.

Aunque las decisiones tomadas en este proceso pueden todavía ser apeladas, es la primera vez en México, que se tienen noticias de Tribunales del fuero local como federal que ejercen criterios para combatir la piratería digital. Por su parte el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) ha bloqueando las URL que se usan para distribuir contenidos y aplicaciones ilegales, haciendo un frente al gobierno federal y los tribunales en el combate a la piratería para cumplir Tratados Internacionales como el de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y el Convenio de Berna, sobre la protección de obras y derechos de autores en el entorno digital.