Rusia convoca al embajador del Reino Unido en Moscú

Ajustar Comentario Impresión

Los medios británicos especularon que May podría ordenar represalias como la expulsión de diplomáticos o sanciones financieras contra empresarios radicados en Londres.

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, acusó hoy a Rusia de estar involucrada en un "ataque con un agente nervioso" contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija, el pasado 4 de marzo, reiterando que es "muy probable" que Moscú sea el responsable directo.

Y en el Senado ruso vincularon las incriminaciones de la primera ministra británica con las elecciones presidenciales rusas del domingo, en las que Putin buscará la reelección para un cuarto mandato con el Mundial de Futbol de Rusia en puerta.

May agregó que si Rusia no divulgaba a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) las características del programa de producción de ese tipo de substancias, Londres considerará que el envenenamiento fue "un uso ilegal de la fuerza por parte del Estado ruso contra el Reino Unido".

Agregó que Gran Bretaña espera que el embajador ruso explique cuál versión es la verdadera.

El Kremlin ha rechazado las acusaciones de estar detrás de todo. Me suena a que sería Rusia, basado en toda la evidencia que tienen.

Tras una semana diciendo que no existía peligro para el público, las autoridades pidieron a cerca de 500 clientes que estuvieron en el pub y el restaurante en los que Skripal y su hija tomaron algo y comieron antes de caer enfermos, lavaran la ropa usada aquel día porque se habían encontrado huellas de contaminación. También un policía que enfermó sigue hospitalizado en estado grave, aunque funcionarios británicos han indicado que puede sentarse y hablar.

Anteriormente, la BBC le preguntó al presidente ruso Vladimir Putin sobre el caso.

En 2006 fue condenado a 13 años de prisión en Moscú por espiar para el Reino Unido, pero cuatro años después recibió refugio en las islas británicas como consecuencia de un intercambio de espías entre Estados Unidos y Rusia. Él y su hija fueron encontrados comatosos en una banca cerca del centro de la ciudad.

Rusia calificó de "espectáculo circense" las acusaciones vertidas ayer por la primera ministra británica, Theresa May, quien aseguró en el Parlamento que es "altamente probable" que Rusia sea responsable del envenenamiento en Gran Bretaña del espía doble Sergei Skripal. Las conclusiones son claras: "una nueva campaña de propaganda informativa basada en provocaciones", declaró Maria Zajarova, la portavoz de la Cancillería rusa.

Recordó que éstos "y muchos otros murieron en extrañas circunstancias en territorio británico".