Impactantes imágenes: el telescopio Hubble capta una colisión de dos galaxias

Ajustar Comentario Impresión

La ESA explicó que la fusión de estas dos galaxias se encuentra en su primera etapa, al tiempo que añadió que durará millones de años para que este proceso se complemente y al final ambas formarán una sola estructura enorme.

Por eso, cuando investigadores del IAC y de la Universidad de La Laguna (ULL) Michael Beasley e Ignacio Trujillo localizaron esta galaxia, solicitaron tiempo de observación con el telescopio espacial Hubble para observar los cúmulos globulares que la rodeaban y así confirmar lo que proponían los datos que habían logrado con telescopios terrestres. Los resultados de esta investigación se publican en la revista Nature.

La foto muestra el choque y el inicio de la fusión de las galaxias y, aunque los núcleos de las galaxias todavía no se tocan, sus nubes de gas, brazos de polvo y estrellas en formación ya están chocando.

Analizar esos cúmulos facilita información sobre la historia de las galaxias. De acuerdo a un comunicado oficial de la NASA, debido a que las galaxias no son islas de estrellas estáticas, son muy cambiantes y dinámicas, por lo que se mueven de forma constante e incluso, como se ve en la imagen, pueden colisionar.

La galaxia NGC 1277 está compuesta por un millón de millones de estrellas y recibe su nombre del Nuevo Catálogo General de Nebulosas y Cúmulos de Estrellas.

Cuando esta galaxia nació, creaba 1.000 estrellas al año, mientras que, por sus características, la Vía Láctea forma, en la actualidad, solo una estrella al año.

Los resultados de la investigación mostraron que la galaxia NGC 1277 solo posee los cúmulos globulares rojos que se formaron con ella en su nacimiento, y desde entonces se ha mantenido inalterada. Los astrónomos afirman que la Vía Láctea se fusionará con la vecina galaxia de Andrómeda dentro de unos 4000 millones de años.

El telescopio espacial Hubble orbita alrededor de la Tierra a 593 kilómetros sobre el nivel del mar entre unos 97 minutos.