Dan 63 años de cárcel a cura pederasta en CdMx

Ajustar Comentario Impresión

Un juzgado en la Ciudad de México condenó al cura Carlos López Valdés a 63 años de prisión por el delito pederastia en contra de un monaguillo de 13 años de edad, esto en 1994.

El párroco del templo de San Agustín de las Cuevas en Tlalpan fue separado por la Iglesia del ministerio público en 2010 pero, de acuerdo con Romero Colín, siguió oficiando misa por su cuenta hasta que fue detenido en septiembre de 2016 en el estado de Morelos, en el centro de México.

Cabe destacar que esta sentencia es un parteaguas en la impartición de justicia en nuestro país al ser la primera sentencia condenatoria contra un cura católico pederasta de la CDMX, como lo mencionó el abogado defensor de derechos humanos integrante del Grupo de Acción por la Justicia Social, David Peña.

Romero Colín indicó que desde 2008 interpuso su denuncia contra el sacerdote López Valdés ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina, pero la dependencia entorpeció las investigaciones debido a la intervención de Armando Martínez, el abogado del cardenal Norberto Rivera Carrera, entonces arzobispo primado de México, quien movió todas sus influencias para que el caso no avanzara.

Dijeron que falta fincar responsabilidades por omisión a los obispos de Culiacán, Jonás Guerrero y de Colima, Marcelino Hernández.

El sacerdote Carlos López Valdés fue sentenciado a 62 años de cárcel por el delito de abuso sexual cometido contra Jesús Romero Colín.

"Afortunadamente ya se dictó la sentencia de 63 años contra el sacerdote, es una sentencia significativa que le da esperanzas a otras víctimas"; asimismo exhortó otras víctimas a denunciar, ya que su sentencia marca un precedente en el sistema de justicia.

En un comunicado, la Arquidiócesis Primada de México ratificó el dictamen de la Procuraduría capitalina y dijo tener plena disponibilidad para colaborar con las autoridades en procurar la justicia.