"Bebote" Álvarez ratificó sus acusaciones y complicó a los Moyano

Ajustar Comentario Impresión

El detenido ex líder de la barrabrava de Independiente Pablo "Bebote" Álvarez declaraba esta mañana en calidad de testigo ante el juez federal de Quilmes, Luis Armella, en el marco de la causa por supuesto lavado de dinero en la que se investiga al dirigente camionero Hugo Moyano y a su hijo Pablo.

Entre las empresas que nombró está Aconra, firma vinculada a la pareja de Moyano, Liliana Zulet, según consignó la agencia Télam. Pero aseguró que todos sus dichos se corroboran si se analizan los balances del club.

Según la defensa de Moyano, el barrabrava culpó al ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, por su detención.

"Tampoco pudo explicar la mecánica de los supuestos ilícitos".

Sobre el temor que tendría Bebote, Llermanos afirmó que el barra "tenía miedo de que le pasara algo por un WhatApps que leyó su concubina".

Sin embargo, el representante legal de Moyano, el abogado Daniel Llermanos, consideró que Álvarez "no acompañó ninguna prueba de lavado de dinero ni de sobrefacturaciones".

A su vez, adjuntó en su declaración recortes de diarios e hizo referencia a reportajes para certificar que fue desplazado por Moyano porque pretendía ser dresidente de Independiente. Por otra parte, remarcó que la declaración carece de relevancia ya que "no (la) acompaño con pruebas, reconociendo que obró por resentimiento personal contra Moyano quien rechazó permanentemente sus exigencias".

"Bebote" Álvarez llegó al juzgado diez minutos antes de las 9, a bordo de una camioneta del Servicio Penitenciario Bonaerense que lo trasladó desde el penal de Ezeiza, donde se encuentra bajo prisión preventiva en un expediente que lo investiga por la presunta extorsión a jugadores y al técnico del club Independiente.

Álvarez ratificó hoy sus acusaciones y aportó datos sobre empresas vinculadas al gremio de Camioneros e Independiente, que habrían participado de la maniobra.

En sede judicial, Álvarez se definió como un opositor a Moyano y aseguró que es víctima de una persecución.

Hugo Moyano, acusado de haber montado una estructura dentro del club destinada a cometer delitos y a lavar dinero, apuntó contra el Gobierno nacional por las investigaciones judiciales en su contra.

El barrabrava aseguró que teme por su integridad física, por lo que se dispuso que esté separado del resto de la población carcelaria de la unidad.