"Se volvió un INFIERNO estar en el Barcelona": André Gomes

Ajustar Comentario Impresión

"No me siento bien en el campo, no estoy disfrutando de lo que me gusta hacer".

El internacional luso regresa a sus primeros días en el vestuario azulgrana para buscar una explicación: "Los primeros seis meses fueron bastante bien, pero luego las cosas cambiaron". "Entrenando estoy muy tranquilo". "Obviamente que hay algún día que estoy un poco mal de confianza, porque hasta en los entrenamientos se nota". Quizá he jugado el día antes o dos días antes y aun estoy con la imagen del partido, que no me permite seguir adelante.

Gomes, que ha empezado como titular solo en cuatro partidos ligueros este año, admitió que su forma física le está afectando en su vida más allá de los campos de juego.

Hasta el punto de que le ha pasado en más de una ocasión "tener miedo de salir a la calle", por "eso de que la gente te pueda mirar".

"Me dicen que voy con el freno de mano". Me encierro en mí mismo.

Gomes ha sido claro en que el mal momento que vive actualmente se debe a que "no me permito sacar la frustración que tengo". Entonces no hablo con nadie para no molestar. "Es como si me sintiera avergonzado", afirmó.

Para finalizar, el jugador más resistido del Barcelona confiesa que "pensar demasiado me hace daño". "Pienso en las cosas malas y en lo que tengo que hacer, voy a remolque. Aunque mis compañeros me apoyan bastante, las cosas no me salen como ellos quieren que salgan", comentó.

El futbolista portugués del Fútbol Club Barcelona, André Gomes, en diálogo con medios españoles reconoció que la presión y las críticas en torno a sus actuaciones desde que llegó al FC Barcelona le han pasado factura.

El futbolista portugués, que llegó en julio de 2016 procedente del Valencia por 35 millones de euros (43 millones de dólares), más complementos potenciales de 20 millones de euros, no ha conseguido encajar bien en el equipo, marcando solo tres goles en 72 partidos en todas las competiciones. Tiene contrato hasta 2021.