OCDE eleva a 2.5 por ciento el pronóstico de crecimiento para México

Ajustar Comentario Impresión

Pero también hay riesgos.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentó a los candidatos a la presidencia o a su equipo de trabajo una serie de recomendaciones para que México crezca, deje ser un "estado pequeño" y, aún y cuando haya cambios no se pierda la continuidad. "Hemos contribuido hacia el final de los períodos electorales, ahora lo hacemos con mucha anticipación, antes de que empiece la campaña para alimentar el debate", dijo José Ángel Gurría.

La OCDE estima que el PIB mexicano crecerá 2.5% este año (se había previsto un 2.2% en noviembre) y 2.8% en 2019.

"México es una gran nación, pero debe traducir estas fortalezas en bienestar", expuso durante el Foro OCDE México 2018 "Un futuro con crecimiento e inclusión", ante los secretarios de Hacienda, José Antonio González Anaya, y de Salud, José Narro Robles.

Gurría Treviño dijo que la OCDE entregó un reporte con recomendaciones sobre prácticas en materia de políticas públicas a aspirantes independientes.

La OCDE también presentó previsiones económicas para el mundo.

"La economía mundial se comporta de forma un poco más normal por primera vez desde el comienzo de la crisis, hace ya una década, pero es importante disminuir las tensiones porque en caso de traducirse en hechos, tendrían un impacto", advirtió Álvaro Pereira, economista jefe interino de la OCDE.

Un crecimiento más sólido en Francia y Alemania impulsaron el panorama para el crecimiento de la zona euro a un 2,3 por ciento para este año y un 2,1 por ciento en el 2019.

La principal razón de esa corrección es el estímulo fiscal de cerca de un 1 % del Producto Interior Bruto (PIB) anual que ha conseguido sacar adelante el presidente estadounidense, y que se va a concretar en una reducción masiva del impuesto de sociedades.

Esa política en favor de las empresas tendrá un efecto beneficioso para la economía del país "a corto plazo", pero exigirá tener cuidado a medio plazo porque podría entrañar un déficit todavía mayor de las cuentas públicas y presiones inflacionistas, según Pereira.

Alemania. OCDE ve un crecimiento de 2.4% para este país y de 2.2% para el 2019, debido a las medidas fiscales del nuevo acuerdo de coalición de Gobierno en Alemania que aportará más inversión pública y más gasto social.

En la zona euro, la tasa de desempleo quedó en el 8,6 %, sin cambios respecto a diciembre. Y preguntado sobre el peso de la incertidumbre por la crisis catalana, respondió que "no es tan pronunciada como hace unos meses" y "parece que está controlada".

Reino Unido. Será el país del G20 con el crecimiento más bajo tanto para este año (1.3 %) como para el próximo (1.1 %).

Con información de Excélsior y EFE.