El Pro de Macri realizó un Plenario para definir desafíos de 2018

Ajustar Comentario Impresión

Fernando de Andreis, a cargo de la apertura.

De Andreis auguró que Cambiemos estará "varios períodos" en el Gobierno y señaló que dentro de la coalición es posible que "el próximo presidente sea de la UCR o de la Coalición Cívica".

En este sentido, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, subrayó que 2019 "es un año crucial" y que el PRO espera "tres reelecciones", al referirse a la Nación, Buenos Aires y la Ciudad.

Además, Schiavoni admitió que la posibilidad de reelección "no estaba presente en 2015" y que, tras las elecciones legislativas del año pasado, en las que el macrismo triunfó de manera contundente en el país, "comenzó a cobrar cuerpo como algo más natural".

Los principales dirigentes del PRO se reunieron para analizar la agenda de trabajo del año y poner en marcha el proyecto de reelección del presidente Mauricio Macri, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

También trataron la fusión del PRO con el espacio que lidera Patricia Bullrich (Unión Por la Libertad) y la aprobación de la compra del edificio donde funciona la sede partidaria de PRO.

Puertas adentro, se presentó la Escuela de formación de dirigentes, que dirigirá el senador Esteban Bullrich y la Secretaría de Gobiernos Locales, que dirige el intendente de Vicente López, Jorge Macri, siempre con la mira puesta en seguir ampliando la base territorial.

"Somos un equipo de gente que, con aciertos o errores, somos honestos y nos rompemos el alma trabajando para darles una vida mejor, y somos conscientes de nuestras limitaciones como para saber que no lo podemos hacer solos", manifestó Vidal.

"Los argentinos decidieron cambiar y nosotros construimos una representación de ese cambio. Tenemos un capital enorme cuando salgamos mañana a la calle: a cada uno (de los vecinos) lo vamos a poder mirar a los ojos", destacó.

En declaraciones al ingresar a la asamblea nacional partidaria, en Parque Norte, de Andreis sostuvo que los timbreos sirven para tomar contacto directo con la gente y "conocer sus propuestas".

Entre las primeras medidas que realizó el Gobierno de Cambiemos estuvieron el despido de personal en el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable que puso en riesgo la ya escasa distribución de anticonceptivos, la clausura del programa para víctimas de delitos sexuales, la asignación presupuestaria más baja en años para el Consejo Nacional de la Mujer y el fallo reaccionario contra el aborto no punible en la Ciudad de Buenos Aires.