Drogó a niños de guardería ¡para practicar crossfit!

Ajustar Comentario Impresión

January Neatherlin, una mujer del estado de Oregón, recibió una sentencia de 21 años en prisión luego de que fuera encontrada culpable de drogar a siete niños que cuidaba para asistir a una sesión en un salón de bronceado. Pero a demás de su fanatismo por el CrossFit, Neatherlin era conocida en Bend, Oregon, por ser quien administraba un lugar para el cuidado de niños, donde decenas de padres confiaban en su emprendimiento (Little Giggles Daycare) para que sus hijos pudieran jugar mientras ellos trabajaban. Su mayor responsabilidad era que estaba a cargo de una guardería de niños de entre 6 meses y 4 años, a los que habitualmente solía abandonarlos para ir a entrenar.

Neatherlin aseguraba ser enfermera certificada, una de las calificaciones necesarias para administrar una guardería en los Estados Unidos, sin embargo, ante la denuncia de uno de los padres, y algunas declaraciones de un ex novio de la mujer, se descubrió que todo era mentira. Durante ese tiempo, Neatherlin abandonaba dormidos a los niños e iba a Tan Republic, un gimnasio en el cual practicaba CrossFit y moldeaba su cuerpo.

El pasado marzo, un exnovio y excompañero de casa de la acusada, dio pista a las autoridades de que algo malo ocurría en esa guardería, ya que Neatherlin mentía mucho, y no era la primera vez, reporta The Oregonian. La encargada de la estancia prohibió a los padres ir por sus hijos a determinada hora por lo que estos comenzaron a sospechar y descubrieron lo que hacía con ellos. La sentencia del jurado fue de 21 años y 4 meses en prisión a pesar que la fiscalía había solicitado la pena de 35 años. "En mi opinión, su señoría, 100 años no hubieran sido suficientes", dijo Kevin Hord.