Donald Trump pronostica "un tremendo éxito" en conversaciones con Corea del Norte

Ajustar Comentario Impresión

Trump calificó a Kim de 'maníaco', mientras que el líder norcoreano tildó al mandatario estadounidense de estar 'mentalmente desequilibrado'.

Corea del Sur dice que todavía no ha recibido una respuesta oficial por parte de Corea del Norte sobre sus próximos encuentros con representantes de Estados Unidos, debido a que los funcionarios de Pyongyang están adoptando una postura 'de cautela' para poder determinar bien su postura.

Kim respondió calificando al presidente estadounidense como mentalmente perturbado.

En lugar de hecho, lo que Pyongyang prometió fue suspender las pruebas nucleares y de misiles mientras duren las negociaciones.

Después de anunciar que estaba dispuesto a reunirse con el líder norcoreano Kim Jong Un, Trump habló el viernes con el presidente chino Xi Jinping y luego con el primer ministro japonés Shinzo Abe.

Haley dijo que, aunque aún no está claro que la oferta de Kim sea "genuina", la posibilidad de esta cumbre nunca se habría dado sin "la participación de la comunidad internacional en la campaña de máxima presión iniciada por la administración Trump". "Al ser un tema tan delicado, cuando llegas a una posición como la actual, el potencial de malentendidos se eleva aún más", explicó Mattis, uno de los miembros de gobierno con más influencia sobre Trump.

"Si Corea del Norte se desarma, el Premio Nobel de la Paz del presidente Trump sí sería bien merecido", concluyó el representante por Indiana en la cámara baja de EEUU.

El anuncio fue formulado por el director de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, quien habló en Pyongyang, con Jong-un y posteriormente lo hizo en Washington con Trump.

"El presidente tomó la decisión: este es momento adecuado para reunirse con Kim", agregó Pompeo.

"Se accedió a esta posible reunión, no hay condiciones adicionales estipuladas, pero, de nuevo, ellos no pueden efectuar pruebas de misiles, no pueden efectuar pruebas nucleares y no pueden objetar públicamente las maniobras militares programadas entre Estados Unidos y Corea del Sur", afirmó Raj Shah, portavoz adjunto de la Casa Blanca.

Mattis no quiso declarar sobre la ofensiva diplomática frente al programa atómico de Corea del Norte.

Según señaló Trump en Twitter, China, el aliado regional y comercial más importante del régimen norcoreano, continuará siendo útil en los esfuerzos para que Pyongyang abandone su programa nuclear.

"Esencialmente le da (a Kim) un estatus de igualdad con el presidente estadounidense y fortalece su intento de que Corea del Norte sea reconocida como país nuclear de facto", dijo Evan Medeiros, del Eurasia Group y exasesor de Barack Obama.