Monja que mantenía pleito legal con Katy Perry muere en pleno tribunal

Ajustar Comentario Impresión

La hermana Catherine Rose Holzman, de 89 años, se oponía a que la Arquidiócesis de Los Ángeles le vendiera el convento a Perry.

La hermana Catherine Rose Holzman, de 89 años, había servido a la iglesia "con dedicación y amor durante muchos años", dijo el arzobispo José Gómez en un comunicado.

Las Hermanas del Santísimo e Inmaculado Corazón de la Santísima Virgen María han sido propietarias de la propiedad por más de 40 años, pero no han vivido en el convento por muchos años.

Las monjas trataron de concretar la venta a Hollister sin el permiso del Arzobispo, pero entonces demandaron a la Arquidiócesis y entonces inició el proceso legal.

Desde hace ya algunos años la famosa cantante estadounidense, Katy Perry, se encuentra en una disputa legal para conseguir la propiedad de un convento en Los Ángeles, donde la congregación religiosa Hermanas del Inmaculado Corazón tiene su sede y por lo que se entabló un proceso legal para evitar que el inmueble fuera vendido Perry. Después de varios intentos de llegar a un acuerdo con ellas, Perry pactó con la archidiócesis de Los Ángeles su compra por 14 millones dólares, de los cuales, cuatro irían destinados a construir un nuevo espacio para oraciones. Las hermanas mantenían su postura de ser las reales dueñas de la propiedad y arguían tener documentos emanados del Vaticano para comprobarlo. Según ha señalado otra de las monjas de la congregación, el "estrés" que le ha provocado la cantante con el litigio ha acabado con su vida. "Le pedimos que nos salve, que compre la propiedad", explicó Holzman.

La intérprete de 'I Kissed a Girl' había tomado ventaja, luego de que un juez aprobara la venta por parte de la Arquidiócesis de Los Ángeles, del edificio ubicado en el lujoso barrio.