Un tribunal impulsa un megajuicio contra Cristina

Ajustar Comentario Impresión

Esta "fusión" judicial fue una sugerencia que el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 envió al TOF 9 luego de declarar que la causa de la obra pública es "conexa" con la de lavado de dinero.

Consideraron que corresponde que el TOF9 sea el que concentre y unifique la tramitación de ambos procesos, pues la imputación que pesa sobre Lázaro Antonio Báez (en la causa del lavado) resulta más grave que la efectuada en las actuaciones que se estudiaban en el otro expediente.

El Tribunal Oral Federal 9 -el último en conformarse, durante el gobierno de Cambiemos- está integrado por los jueces Alejandro Noceti Achával, Silvia Mora y Alejandro Becerra y tendrá a su cargo, además, la causa contra Cristina Kirchner por el supuesto encubrimiento de los ciudadanos iraníes acusados por el atentado contra la AMIA.

De esta manera, está todo dado para que se realice un megajuicio por corrupción a la ex presidenta y a varios de sus ex funcionarios. Esos expedientes son Hotesur y Los Sauces, que también podrían confluir cuando sean elevados a juicio oral en un mega juicio. Todos reunidos en un mismo juicio, para responder -junto a la participación de otros actores- por la gran "matriz de corrupción que comenzó el 25 de mayo de 2003": el día que los Kirchner llegaron a la Casa Rosada.

De este modo, la causa por el presunto direccionamiento de la obra pública durante el gobierno anterior en favor de Báez, será tratada en un mismo juicio oral que otra en la que el el empresario detenido está acusado por lavado de dinero.

La unificación responde a un planteo de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, quienes intervinieron en la causa que investigó la adjudicación de 52 contratos viales por 46.000 millones de pesos a favor de Lázaro Báez "plagados de irregularidades": esos fondos se vehiculizaron después -con maniobras de lava o a través de la actividad hotelera y alquiler de propiedades- "a los patrimonios de los ex Presidentes".

La causa por lavado de dinero la instruyó el juez federal Sebastián Casanello, quien procesó a Báez y sus hijos.