¡Sádico¡ Mata a su esposa tras juegos sexuales extremos

Ajustar Comentario Impresión

El único sospechoso está libre, pese a que la familia de la víctima pide justicia por el sádico desenlace fatal.

"No recuerdo cuántos objetos sexuales teníamos".

En el testimonio a la Policía, Rubén Valera Cornejo, médico y esposo de la mujer, relató que bebieron demasiada cerveza el día anterior y no recuerda qué pasó. En su casa, tuvieron relaciones sexuales y se quedaron dormidos. "Recuerdo que me desperté de madrugada".

Sin embargo, Valera Cornejo, quien, según los informes, ha sido arrestado bajo sospecha de asesinato, afirmó que no podía recordar mucho sobre lo ocurrido durante la noche. Le toqué el hombro y la sentí fría. Pero su versión no convenció a la Policía. El jefe de la División Nacional de Crímenes, Javier Arana, explicó que el cuerpo presentaba sangre por todo el cuerpo y que no correspondía a un sangrado menstrual. Además, la policía halló también un mortero de cañón de 33 centímetros de largo y seis de diámetro. "Se podría presumir que los ha utilizado para reducir el dolor", comentó el jefe policial.

Según la autopsia, la mujer falleció por un shock hipovolémico y una hemorragia externa masiva.

Pese a que el anestesista negara que, al momento del mortal juego sexual, en octubre pasado, hubiese utilizado el arma de guerra y ni siquiera pudiera confirmar si tenía su carga explosiva, los análisis forenses ratificaron que el mortero fue introducido en el cuerpo de la víctima ya que, incluso, tenía rastros de sangre y de vello púbico. Tras un cambio del fiscal a cargo, actualmente tiene impedimento de salida del país, y enfrenta los cargos de femicidio y tenencia ilegal de armas.