Ciro, el bebé baleado por su padre lucha por su vida

Ajustar Comentario Impresión

Ante esto, el profesional le dijo a radio Universidad que "pasó muy bien la noche" y "permaneció estable", pero lo delicado de su estado hace que haya que "seguir esperando" por su evolución.

Desde el Hospital de Niños, el director Luciano Parietti refirió que este martes, al pequeño herido se le practicó "un drenaje ventricular" y "se le puso tomar la presión intracraneal". Está bien, entubado. Hubo que transfundirlo. Y añadió: "Ingresó con un síndrome hipovolémico y se está estabilizando".

Ciro Martínez, de dos años, continua internado con pronóstico reservado en el Hospital de Niños de Córdoba, informó el sitio Cadena 3.

Todo comenzó alrededor de las 18 del lunes en la puerta de la casa de Romina Martínez, en la que vive con su bebé de un año en el barrio Ciudad Sol Naciendo de la Ciudad de Córdoba, cuando su expareja, Fernando Herrera, la fue a buscar.

Herrera disparó tres veces: una bala dio en el brazo de Martínez, otra se perdió y la tercera impactó contra el nene. En el lugar, se encontraron proyectiles completos, vainas servidas y un plomo. En esas circunstancias, sacó un arma de fuego, desde corta distancia disparó contra ella y la hirió en un hombro. Fuentes policiales indicaron que el agresor ya está identificado y que se dispuso un fuerte operativo para encontrarlo.

"Quería separarme porque estaba cansada ya de los maltratos", expresó la mujer.

En consecuencia, el bebé fue trasladado primero al Dispensario de la zona y desde allí al Hospital de Niños, donde se encuentra internado en estado crítico, en tanto su madre fue asistida en el Hospital San Roque.