Único guardia armado en escuela de Florida nunca enfrentó al atacante

Ajustar Comentario Impresión

El miércoles 14 de febrero, Nikolas Cruz, de 19 años, entró a la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de la ciudad de Parkland -al norte de Miami- y mató a 17 estudiantes, maestros y guardias.

Peterson fue suspendido por el sherif Israel pendiente de una investigación, pero decidió renunciar.

"Se me revuelve el estómago", dijo Scott Israel, jefe de la Policía de Broward, en la rueda de prensa de este jueves.

"Estaba armado, estaba de uniforme", dijo el sheriff de Broward, al que pertenece Parkland.

En esta misma línea, el comisario ha declarado que, conforme a un vídeo de seguridad, que no se hará público, Peterson pese a que escuchó los disparos, no hizo nada y permaneció afuera del edificio por más de cuatro minutos mientras el asesino estaba dentro. Cabe recordar que el atacante está acusado de matar a 17 personas en menos de seis minutos. Israel añadió que las imágenes de vigilancia lo muestran haciendo nada.

"Estas familias perdieron a sus hijos. Es sólo que no hay palabras", añadió según CNN.

Otros dos agentes, Edward Eason y Guntis Treijs, continúan trabajando aunque con tareas limitadas mientras el departamento investiga cómo manejaron los reportes acerca del agresor desde tiempo antes del tiroteo.

El presidente Donald Trump dijo este jueves que las escuelas "sin armas" son un imán para los asesinos en masa; ya el miércoles, había dicho que estudiaría la idea de armar a algunos maestros.

'Traer más armas a nuestras escuelas no hace nada por proteger a nuestros estudiantes y educadores de la violencia', dijo Lily Eskelsen García, presidenta de la Asociación Nacional de Educación (NEA), la mayor unión de profesionales de Estados Unidos con casi tres millones de miembros.

Cruz, un joven con problemas psicológicos y de conducta, fue detenido poco después de la matanza y está preso sin fianza.