El tribunal apartó al abogado que había designado Garavano — Encubrimiento de AMIA

Ajustar Comentario Impresión

Otro revés para el Gobierno de Mauricio Macri se dio en la Justicia cuando el Tribunal Federal Nº 2 dispuso que Juan José Console sea apartado de su rol de abogado en la causa AMIA después de no pedir condenas para los fiscales Eamon Müllen y José Barbaccia acusados de encubrir el atentado.

Al inicio de la audiencia de esta mañana, se leyó una resolución en la que los jueces Jorge Gorini y Néstor Costabel señalaron que Console como funcionario del Consejo tiene la incompatibilidad para ejercer la profesión como abogado: "Su cargo es incompatible con el que ocupa en este juicio". En este contexto, el Tribunal Oral Federal N°2 consideró que su puesto en el tribunal que designa y destituye jueces en la Ciudad "resulta incompatible" con su participación en el juicio.

Desde el Poder Ejecutivo, el encargado de responderle a Carrió fue el ministro de Justicia, Germán Garavano, quien sostuvo que no había ninguna irregularidad en la decisión del Gobierno y que era "un problema" de Carrió si ella no estaba de acuerdo.

El alegato en el que habían trabajado los integrantes de la Unidad AMIA, pero que fue desechado por el Gobierno, incluía pedidos de penas para los ex fiscales Mullen y Barbaccia, por lo que la designación de Console y su posterior intervención en el jucio desató una fuerte crisis al interior de la Unidad.

La disposición del Tribunal fue contra lo determinado por el Colegio Público de Abogados de la Capital y el Consejo de la Magistratura porteño, que fueron los predecesores en el análisis de la solicitud de apartarlo de la causa.

La designación de Console había sido cuestionada por Carrió, cuyo partido, la Coalición Cívica-ARI, emitió un comunicado en el que se despegó de la decisión.

A pesar del apartamiento de Console, el TOF N° 2 decidió tener por aceptado el alegato de la querella del ministro de Justicia porque fue realizado en presencia de Horacio De Filipo, otro abogado de la Unidad AMIA que sí está habilitado para participar del juicio. Allí el espacio de Lilita dejó en claro que no forman parte "ni del amiguismo, ni del nepotismo, ni de encubrimiento judicial alguno". Puede pedir mi juicio político.

En el juicio oral se ventilaron dos grandes hechos: por un lado, el pago al reducidor de autos Carlos Telleldín para que diera una declaración falsa ante la justicia; y, por otro, el abandono deliberado de la investigación sobre el ciudadano de origen sirio Alberto Kanoore Edul, quien tenía vínculos con la familia Menem.