Mintió a FBI abogado ligado a Donald Trump — Rusiagate

Ajustar Comentario Impresión

La oficina del consejero especial Robert Mueller acusó al abogado Alex Van Der Zwaan de brindar falso testimonio a agentes del Buró Federal de Investigaciones en el marco de la investigación sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de EEUU en 2016, según un documento de la Corte.

El abogado Alex van Der Zwaan se declaró culpable de haber mentido al FBI respecto a los contactos que mantuvo con miembros de la campaña electoral del ahora presidente estadounidense, Donald Trump, sobre un informe que elaboró de la ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko.

La acusación contra Van der Zwaan no hace una referencia específica a la campaña de Trump o las elecciones de 2016.

La nueva acusación de Mueller le sumó volumen al expediente sobre la trama rusa, luego de que el fiscal anunció el viernes cargos contra 13 ciudadanos rusos y tres empresas, acusadas de desplegar una guerra informativa en Estados Unidos con el objetivo de perjudicar a la rival de Trump en la elección presidencial, Hillary Clinton.

El acusado no desveló que la última vez que se había comunicado con Gates por vía telefónica fue en agosto de 2016 y tampoco dijo que se vieron en persona por última vez en 2014.

El acusado reconoció que mintió sobre sus contactos con Rick Gates, el que fuera "número dos" de la campaña de Trump, y que trabajó junto al ex jefe de campaña del magnate, Paul Manafort, para el ex presidente ucraniano Víktor Yanukóvich (2010-2014).

En octubre de 2017, Rick Gates se entregó al FBI y se declaró no culpable de los 12 cargos presentados en su contra, aunque ahora se está planteando colaborar con la Justicia y declararse culpable, según han desvelado medios locales en los últimos días.

Tanto Gates como Manafort están acusados de ocultar hasta 75 millones de dólares que obtuvieron del Gobierno prorruso de Ucrania y de otros oligarcas rusos.

Con Van Der Zwaan ya son 19 las personas contra las que ha presentado cargos el fiscal Mueller, que investiga los posibles lazos entre miembros de la campaña de Trump y el Gobierno ruso, al que las agencias de inteligencia de EU acusan de interferir en las elecciones de 2016.