Maestros de la CETEG vandalizan edificio del SNTE en Chilpancingo

Ajustar Comentario Impresión

Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) e integrantes del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) tomaron el edificio de Finanzas en la capital para exigir la reinstalación de mesas de diálogo con autoridades federales y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). Ahí, con palos y piedras rompieron los cristales de la fachada principal, y posteriormente ingresaron al edificio, en donde quebraron puertas y equipo de oficina.

Al abrir una de las oficinas se encontraron con cientos de despensas que aún tenían la leyenda de donativos para afectados del sismo, además de enseres electrodomésticos, trastos de cocina y hasta lavadoras y refrigeradores nuevos empaquetados.

Como parte de sus actividades dentro del paro de labores de 72 horas que a nivel nacional fue convocado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), los cetegistas, encabezados por su dirigente estatal, Arcángel Ramírez Pe-rulero, y acompañados por integrantes del Suspeg, padres de los 43 y estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, marcharon por las calles de Chilpancingo para llegar a las inmediaciones del Congreso estatal y llevar a cabo un mitin.

En esta mesa de trabajo se tendría que ponderar la restitución del empleo a maestros que fueron despedidos por no aprobar el examen de evaluación, dar marcha atrás en varios puntos de la reforma educativa que cercenan derechos de los trabajadores y otras demandas que se vienen arrastrando.

También se reiteró la solidaridad con los padres de los 43 normalistas desaparecidos y la exigencia de su regreso con vida.

Asimismo, el magisterio movilizado repudió la Ley de Seguridad Interior que fue aprobada por el Congreso de la Unión y le da un marco legal a la participación del Ejército en acciones de prevención y persecución del delito.