Presidente del TSJ respaldó acciones del Gobierno a favor del diálogo

Ajustar Comentario Impresión

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, instó a los integrantes del Tribunal Supremo de Justicia, a logran la consolidación de una justicia de paz desde el municipio, la parroquia y las comunidades, como una de las tareas a desarrollar para el período 2019-2025. La intervención de la infraestructura física y la concreta administración de los recursos materiales y financieros. "Bueno, porque fue una petición, la derecha mundial y la oposición venezolana estuvieron durante más de un año pidiendo elecciones adelantadas para la presidencia de la República y nosotros tomamos muy en serio las peticiones de aquí y de allá", agregó.

Además, resaltó que con el desarrollo de este eje se pudo crear una Sala Situacional para la verificación de la eficiencia de los tribunales del país.

Recordó que Venezuela se adentra en momentos que definirán el rumbo del país, por lo que destacó que el Poder Judicial debe estar atento "en el firme propósito de fortalecer la voluntad de nuestro pueblo y afianzar nuestro sistema democrático".

Detalló que dentro de este eje el TSJ creó el sistema de auditoría inmediata para la transparencia de todos los procesos administrativos.

Moreno afirmó que quien ejerza la violencia, terrorismo, anarquía e incitación a la injerencia extranjera en Venezuela será calificado como verdadero enemigo de la patria.

Por otro lado, manifestó su reconocimiento a la lucha contra la corrupción que ha impulsado el fiscal General de la República, Tarek Wiliam Saab, por la valentía y decisión con las que ha asumido su labor.

"No hay mayor irrespeto a un país y sus instituciones que querer mancillar y atar las manos de quienes con suprema responsabilidad tenemos la administración de justicia (.) en pleno siglo XXI es inconcebible la barbarie de los imperios decadentes que pretenden soslayar la conciencia de un juez", dijo. Durante su discurso solicitó al "poder originario representado en la Asamblea Nacional Constituyente, a que no detenga su buena marcha y que le dé al país los instrumentos legales que permitan la estabilidad y la protección integral del pueblo".