Médicos Sin Fronteras admite 24 casos de acoso sexual en 2017

Ajustar Comentario Impresión

La oenegé Médicos Sin Fronteras (MSF) ha comunicado este miércoles que se ha enfrentado a 24 casos de acoso o abuso sexual en 2017 en su organización, en medio de las acusaciones de violaciones contra empleados de Oxfam que han puesto en la picota al sector humanitario y la ayuda al desarrollo.

MSF reportó que a lo largo del año pasado recibió 146 alertas, sin embargo "40 fueron identificados como casos de abuso o acoso, de esos, 24 se confirmaron como tales", informó la ONG con 40 mil operadores en todo el mundo, a través de un comunicado. "En los otros casos, los empleados fueron sancionados con medidas disciplinarias o suspensiones", indicaron los representantes de la entidad caritativa.

MSF no detalló dónde trabajan estos empleados acusados ni qué tipo de abusos o acoso sexual cometieron, argumentando que ha tratado estos casos en la más estricta "confidencialidad" para proteger a las víctimas.

"Uno de los principales desafíos para MSF es el de eliminar los obstáculos que encuentran las personas susceptibles de denunciar los abusos. Debemos esforzarnos aún más para sensibilizar acerca de cómo funcionan los mecanismos de denuncia", expresa la oenegé Médicos Sin Fronteras tras dar a conocer casos de abuso sexual dentro de su organización.

"Uno de los principales desafíos para MSF es el de eliminar los obstáculos que encuentran las personas susceptibles de denunciar los abusos". Por tanto, el número de casos podría ser más elevado. La semana pasada, el diario británico The Times reveló que en 2010 personal de Oxfam utilizó dinero de la ONG para pagar a prostitutas durante una misión en Haití, después del terremoto que dejó miles de muertos y millones de damnificados en el país caribeño.

Las confesiones de Médicos Sin Fronteras se producen el mismo día en que se reveló que la sucursal holandesa de Oxfam sabía desde 2012 que los empleados de la organización hermana en Gran Bretaña habían contratado prostitutas en Haití; pero no hizo público el escándalo, porque eso "le correspondía" a la filial británica, dijo hoy su directora en La Haya, Farah Karimi.

La revelación de MSF llega poco después del escándalo que ha sacudido a la ONG británica Oxfam.