La posible causa de la caída del avión ruso

Ajustar Comentario Impresión

Tras el accidente del avión ruso marca AN-148 suscitado en Moscú, los pilotos de la nave podrían haber obtenido información incorrecta sobre la velocidad del vuelo a causa del congelamiento de los equipos, aseguró la comisión investigadora del caso.

De acuerdo con los informes preliminares hallados en las cajas negras del aparato, al parecer los pilotos no pudieron encender la unidad de calefacción para su equipo de medición, lo que dio como resultado datos de velocidad defectuosos, que provocaron la muerte de ellos dos, el resto de la tripulación y los 65 pasajeros.

Este es el criterio de los expertos de un comité que desde el lunes, en que fueron halladas las cajas negras, se encuentran trabajando en el análisis de los datos aportadas por las mismas.

El avión, un birreactor Antonov An-148 de la compañía rusa Saratov Airlines puesto en servicio en 2010, se estrelló cerca de la capital rusa tras despegar del aeropuerto de Domodedovo rumbo a Orsk, en los Urales, en la frontera con Kazajistán. Estos medidores informan a los pilotos de la velocidad del avión. Todos murieron en el accidente.

Los datos del registrador señalan que 2 minutos y 30 segundos después del despegue comenzaron a producirse problemas entre los indicadores de velocidad del piloto y el copiloto.

"Antes de la colisión contra el suelo el indicador del tablero del piloto comenzó a mostrar un brusco aumento de la velocidad, que en el momento choque era de aproximadamente 800 kilómetros por hora, mientras que el del copiloto era igual a cero", señaló el MAK.