EU teme que Huawei y ZTE espíen para el gobierno chino

Ajustar Comentario Impresión

Chris Wray, el director del FBI, dijo durante su testimonio que "el gobierno está profundamente preocupado sobre los riesgos de permitir que alguna compañía o entidad que está relacionada con gobiernos que no comparten nuestros valores ganen posiciones de poder dentro de nuestras redes de telecomunicaciones".

Los ataques en contra de Huawei no son nada nuevos, hace tan sólo un mes vimos el escándalo que se armó cuando AT&T canceló el acuerdo de comercialización del Huawei Mate 10 Pro en Estados Unidos.

Huawei se ha topado con otra piedra en el camino: las agencias de inteligencia estadounidenses. La decisión provocó que el CEO de Huawei, Richard Yu, dejara el guión durante un discurso en el CES, describiendo el movimiento como una "gran pérdida" para la compañía, pero una pérdida mayor para los consumidores.

"Eso proporciona la capacidad de ejercer presión o control sobre nuestra infraestructura de telecomunicaciones (.) Proporciona la capacidad de realizar espionaje no detectado", subrayó el director.

Según indican los medios norteamericanos, el gobierno de EE.

En 2014 el gobierno de estadounidense prohibió contratos estatales con Huawei debido a que consideran que la compañía está formada por un ex ingeniero del Ejército de Liberación de China.

La reunión de los directivos del FBI, CIA, y NSA con los legisladores estadounidenses forma parte de un plan más ambicioso, que podría tener como una de sus consecuencias un proyecto de ley que prohibirá a los empleados gubernamentales usar teléfonos Huawei y ZTE.

Las palabras fueron manifestadas ante la Comisión Selecta del Senado sobre Inteligencia (SSCI, por su sigla en inglés), en las que expresaron su desconfianza hacia la empresa asiática Huawei, rival de Apple en el mercado, así como hacia la compañía de telecomunicaciones china ZTE.

"Sabemos de las actividades del gobierno de Estados Unidos destinadas a inhibir nuestro negocio en su mercado. Huawei cuenta con la confianza de gobiernos y clientes en 170 países en todo el mundo y no presenta mayor riesgo de ciberseguridad que cualquier proveedor de TIC, cadenas de suministro y unidades de producción", dijo en un comunicado.