Dialogan Putin y Trump sobre el proceso de paz

Ajustar Comentario Impresión

El presidente palestino, Mahmud Abbas, afirmó que ya no acepta el rol de Estados Unidos como mediador en las negociaciones de Oriente Medio.

El jefe de la Casa Blanca aprovechó la oportunidad para expresar a Putin sus condolencias por el accidente del avión An-148 que se estrelló la víspera en las afueras de Moscú con 71 personas a bordo, informó el servicio de prensa del Kremlin.

Consideramos que si llegar a concertar algún proceso de conversaciones, debe hacerse de tal forma que Estados Unidos nunca quede como único mediador, sino como, en todo, como parte de un grupo de naciones, explicó el máximo dirigente de la ANP.

El presidente estadOunidense Donald Trump y su homólogo ruso, Vladimir Putin, conversaron sobre la situación en Oriente Medio y la crisis nuclear en Corea del Norte, durante una conferencia telefónica realizada hoy, informó la Casa Blanca.

Al mismo tiempo, EEUU decidió cerrar la representación de la Organización para la Liberación de Palestina lo que, en opinión de Abás, es una decisión "débil" y extraña en el contexto de los contactos constantes con Washington.

A principios de diciembre pasado, Trump anunció la decisión de trasladar la embajada estadounidense en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, y reconocer esa antigua urbe como capital israelí.

Putin, quien esta jornada habló por teléfono con Trump sobre el Medio Oriente, reconoció que la actitud de Israel en el Levante dejaba mucho que desear en estos momentos. La situación está lejos de lo que nos gustaría ver, consideró el mandatario ruso.

El mandatario palestino, de visita en Moscú, pidió a Putin una mayor implicación de Rusia en la resolución del conflicto con Israel y le planteó un nuevo mecanismo multinacional para impulsar el proceso de paz, estancado desde 2014, tras descartar la mediación de Estados Unidos, según la agencia de noticias Sputnik.

Nuestro país siempre apoyó la causa palestina, declaró Putin, tras abordar con Abbas la decisión de Trump sobre el traslado de la embajada norteamericana a Jerusalén, algo que fue condenado en una resolución aprobada por amplia mayoría en la Asamblea General de la ONU.