Aprueban ley para que sus ciudadanos sean donantes de órganos — Holanda

Ajustar Comentario Impresión

La ley fue aprobada con el visto bueno de 38 diputados y el voto el contra de 36 en la primera cámara del Parlamento, mientras en la segunda el proyecto salió adelante por sólo un voto de diferencia.

Asimismo 6 mil 200 holandeses que ya contaban con registro cambiaron su deseo del sí, al no donante.

Y quienes no quieran donar al morir, lo podrán evitar si en vida manifestando a través de dos cartas que no quieren ser donantes, de lo contrario seguirán en la lista de "no objeción".

Todos los adultos recibirán varias veces una notificación oficial preguntando si quieren ser donantes de órganos. Tras el fallecimiento, y si la familia no se opone a ello bajo el argumento de que eso le supondría "un daño insuperable", los médicos donarán el cuerpo del fallecido. En caso de duda, la familia tendrá la última palabra.

Los donantes también pueden indicar si desean excluir ciertos órganos.

En general, las organizaciones médicas aplauden esta nueva norma porque consideran que salvará muchas vidas y ayudará a concienciar a la sociedad a tomar una decisión sobre la donación.

Holanda es uno de los países europeos donde menos donaciones se hacen, principalmente porque muchos fallecen sin dejar claro su deseo.

En la votación de los senadores, aclararon aquellos que se negaron en la votación, que un Gobierno no puede ser capas de decidir sobre los órganos de un ciudadano, mientras que la otra parte de los Senadores afirmaron que esta nueva ley generará demasiados costes y problemas, señalando que no es un método que asegure un mejor resultado en el sistema que existe ahora.

Desde la oposición, el Partido para la Libertad acusa que "el cuerpo de los holandeses no es propiedad del Estado, es suyo", por lo tanto esta ley atentaría contra dicha libertad.