Incursión militar en una zona minera dejó 18 muertos — Venezuela

Ajustar Comentario Impresión

Reportan que al menos 18 personas murieron en una mina de Guasipati, en el estado Bolívar de Venezuela, tras una incursión de fuerzas militares a ese lugar limítrofe con Brasil, donde según las Fuerzas Armadas venezolanas, se practica actividad minera ilegal.

Los restos de las víctimas fatales -cuyas identidades no habían trascendido hasta hoy- fueron llevados primero a un cuartel militar y luego a una delegación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc, policía científica), informó el periódico.

Al menos 18 mineros murieron en el sureste de Venezuela durante un presunto enfrentamiento con el Ejército, según reportes de medios locales, parlamentarios opositores y grupos de derechos humanos.

"Sí, hubo un ataque a una comisión militar que estaba ejerciendo labores de soberanía", ha explicado Noguera, quien ha hecho saber que no está autorizado para dar los números (de víctimas).

Entre los asesinados hay una mujer, no han sido identificados pues no portaban documentos pero son todos jóvenes.

Hasta el momento el gobierno de Venezuela no ha ofrecido ninguna información oficial al respecto.

Más tarde, un diputado opositor de la Asamblea Nacional dijo que familiares afirman que los mineros "murieron con tiros en la cabeza", por lo que pidió "profundizar una investigación".

El Programa Venezolano de Acción Educativa en Derechos Humanos (PROVEA), una organización no gubernamental, calificó lo sucedido de "preocupante" y opinó también que lo que se sabía hasta ahora indicaba que se trató de "una nueva masacre".

Gran parte del estado Bolívar, así como algunas zonas de los vecinos Amazonas y Delta Amacuro, integran el llamado Arco Minero del Orinoco, un área con reservas de 7.000 toneladas de oro, cobre, diamante, hierro, bauxita y otros minerales, según datos oficiales.

En el mismo estado Bolívar, pero en la localidad de Tumeremo, bandas criminales acribillaron y enterraron en marzo de 2016 en fosas de cinco metros de profundidad a 17 mineros.